Público
Público

Demasiado bonito para ser verdad

Éxito efímero: Jenny dejó su trabajo enviando 33 fotos a sus compañeros de trabajo donde ponía a parir a su jefe. Todo era mentira

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Era demasiado bonito para ser verdad. Y no lo era, al menos lo que contaba la web de The Chive este martes, que publicaba las 33 fotos enviadas por correo electrónico por una joven llamada Jenny con las que anunciaba que dejaba su trabajo. En las imágenes aprovechaba para poner a parir a su jefe. 

La joven aparecía en su casa con una pizarra en la que, al más puro estilo Bob Dylan, iba alternando mensajes: 'Feliz lunes a todos', comenzaba. 'Lo dejo', añadía. Después aseguraba que iba a echar de menos a todos menos a uno, a su jefe 'Spencer'. 'Ser tu asistente ha sido un infierno', se quejaba la joven, que continuaba metiéndose con el mal aliento de su superior. 

En la sucesión de fotografías, Jenny explica que una vez le pasó una llamada a su jefe pero que, cuando iba a colgar, escuchó cómo la insultaba. En concreto la llamaba 'HOPA' (Hot piece of ass), que en inglés vulgar tiene connotaciones sexuales y podría traducirse como 'tía buena caliente'. En venganza, Jenny decide revelar que su jefe se pasa 19,7 horas a la semana jugando a Farmville, un juego famoso en Facebook. En las últimas fotos, la teórica desempleada, concluye que aunque no va a tener 'otro trabajo', tiene la sensación de que 'todo va a ir bien'. 

Los creadores de la web ya engañaron a Fox News y The New York Post

La noticia voló por la Red, hasta tal punto que los encargados de la página recibieron llamadas del programa del famoso presentador estadounidense Jay Leno, así como del espacio Good Morning America solicitando a Jenny en directo, según informa la web de All Things Digital. También en Facebook a las pocas horas ya existían grupos a favor de que Jenny logre trabajo y de que pose para la revista Playboy, entre otros. 

Su gozo en un pozo. Jenny no existe y es en realidad Elyse Porterfield. Así lo reconoce en su Twitter. 'Sí, soy Jenny', asegura en su último tweet, en el que atribuye su fulgurante éxito 'a la creatividad y al increíble dúo que forman John y Leo Resig en theCHIVE.com'.

Y es que los hermanos Resig, creadores de la web que ha colado este hoax (como comúnmente se conoce a las noticias falsas en Internet), son famosos por haber hecho algo similar en diciembre del 2007. Entonces, cuando trabajaban en Derober.com, publicaron una noticia en la que aseguraban que el magnate Donald Trump había dejado la friolera de 10.000 dólares en propina para una factura de 82 dólares en un restaurante de Santa Mónica, en California.

Fox News y The New York Post cayeron en la trampa. De hecho, este último medio tuvo que rectificar y publicar que no, que 'Donald Trump puede ser generoso', pero no imbécil. Ambos medios, curiosamente, pertenecen a News Corp., dueña a su vez de Derober, donde trabajan los hermanos Resig.

Debido al revuelo, la web de The Chive ha decidido desvelar lo que ya se sabía, que todo era un montaje. 'Una palabra de Jenny', se llama la noticia que contiene 16 nuevas fotos en las que la actriz angelina Elyse Porterfield aparece de nuevo con una pizarra en la que reconoce que se trataba de un hoax. 'Espero que os haya entretenido', asegura Porterfield en la última imagen.