Público
Público

Booktubers Youtube lo confirma: leer mola

Las tradicionales reseñas empiezan a convivir con las que se hacen en vídeo. Los lectores 'millenial' siguen a rajatabla sus prescripciones literarias y, pese a que muy pocos viven de ello, sus canales tienen cientos de miles de seguidores.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El fenómeno 'booktuber' en sus pantallas

Que nadie se lleve a engaño, los protagonistas de esta historia no quieren malentendidos: no son críticos literarios, tampoco lo pretenden, son recomendadores de libros. El fenómeno comenzó en México y cuenta ya con legiones de fans que pueblan comunidades diversas en Internet. Se hacen llamar booktubers y su producción varía entre la tradicional video-reseña, los book tags (juegos o cuestionarios para bibliófilos), los challenges (desafíos) y los wrap up (libros del mes).

Javier Ruescas: "Mi secreto es poner pasión a lo que hago"

“Cuando te llega un chaval con un libro de Zweig, o con El Principito, y te dice gracias a ti me he leído este libro y me ha cambiado la vida, para mí eso ya lo justifica todo”, explica Javier Ruescas, escritor y booktuber español que con tan sólo 30 años ha publicado ya una veintena de libros —autor fecundo donde los haya—, y cuyo canal de Youtube se ha convertido en referencia para centenares de púberes con interés lector. “Les hablo del viaje que me ha producido ese libro, mi forma de conectar con esa historia, les propongo retos y juegos, mi secreto no es otro que la pasión por lo que hago”.

Ruescas es quizá uno de los primeros booktubers patrios, su actividad al otro lado del monitor le ha permitido reunir a más de 250.000 seguidores en Youtube y casi 80.000 en Twitter. “Empecé hablando de mi experiencia en el mercado editorial y viendo el interés que generaba, terminé dedicándome a narrar mi experiencia lectora”. Una “experiencia lectora” que no duda en compartir con sus fans y que le ha generado algún que otro recelo: “Nos dicen cosas como que nuestras estanterías están llenas de colores o que salimos con el pelo teñido, pero no investigan a fondo el fenómeno, conseguimos que muchos chavales que se sentían solos a la hora de leer encuentren una comunidad”.

Andreo Rowling: "Mis reseñas no son las de un especialista, sino las de una persona normal y corriente"

Cierto, los lomos de sus libros distan mucho del discreto crema de Anagrama y sus capilares —aunque esto va por barrios— lucen vistosos teñidos de colores aún por descubrir. Pero, ¿y qué?, ¿acaso impugna esto su labor prescriptora? “Yo no he estudiado nada relacionado con la literatura —confiesa al otro lado del teléfono Andrea Izquierdo, más conocida como Andreo Rowling, otra de las voces reconocidas dentro del universo booktuber—, yo simplemente leo y animo a la gente a que lea, mis reseñas no son obviamente las de un especialista, sino las de una persona normal y corriente”.

Para Andrea, que le debe su apellido artístico a J. K. Rowling, creadora de la saga de Harry Potter —de la que se declara fan—, el secreto del éxito es “hacer lo que te gusta sin que parezca forzado, transmitir con naturalidad una pasión”. Una pasión que, en contra de lo que muchos creen, no da para vivir. “Existe una cierta rumorología al respecto, pero lo cierto es que Youtube posibilita otras oportunidades de negocio al margen de la plataforma, pero si quieres vivir exclusivamente de tus vídeos, debes alcanzar cifras millonarias”, apunta Vicky Campetella, responsable de Relaciones Públicas de Google España.

El Olimpo 'booktuber'