Público
Público

Bridget Jones vuelve viuda, con dos hijos y cincuentona

Helen Fielding, en el tercer libro de la saga, mata a Mark Darcy y le cambia por un yogurín de 29 años llamado Roxster

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bridget Jones conquistó nuestro corazón con sus peripecias un tanto torpes pero muy emotivas en la cosmopolita ciudad de Londres. Después de un final de lo más feliz, (aviso de spoiler para los que no lo conozcan) Bridget quedaba casada con el amor de su vida Mark Darcy y con dos hijos.

Pero todos los finales felices son en realidad historias sin acabar, y la autora de la serie, Helen Fielding, ha decidido aclararnos qué pasó después en su tercera novela, aunque no se traten de muy buenas noticias, como ha desvelado el Daily Mail. Para las amantes de Mark Darcy, lo sentimos, el príncipe azul de su cuento de hadas ha muerto. Bridget es viuda y tiene dos hijos de su matrimonio con Mark, del que parece haber superado su pérdida.

Además, ha sustituido al maduro y irónico Darcy por un yogurín de 29 años llamado Roxster mientras que Bridget tiene 51 años ('35 si alguien pregunta'). Del tercer libro de la serie se sabe que en cierto momento tienen un encuentro muy apasionado en el baño de su casa mientras sus hijos están dormidos, y que en vez de contar calorías Bridget ahora cuenta seguidores en Twitter, ya que es una gran fan (y de todas las otras redes sociales).

La respuesta de sus fans no se ha hecho esperar por Twitter, el último catalizador de la opinión pública; los admiradores de Bridget se han decepcionado mucho con el comienzo del libro, diciendo cosas como 'Se me ha caído el mundo, ¿porqué ha hecho eso la autora?' y 'Darcy muerto y Bridget es viuda, esto es demasiado!!'.

El libro se publica en Inglaterra el próximo mes, a ver cuanto tarda en llegar a España. El primer libro nació de una columna periodística que contaba la supuesta vida de una treintañera. Pronto se ganó un lugar en la literatura de los noventa como uno de los personajes más característicos de la época.

La autora Helen Fielding siempre ha declarado que no es autobiográfico, pero cuando escribió el primer libro ella era una treintañera soltera, y ahora es una madre soltera de dos hijos. ¿Coincidencia?

Otra de las críticas que ha recibido el libro por los pocos que lo han leído es que Bridget parece todavía congelada en la madurez de una adolescente. Excepto por ser madre y viuda nada en su forma de comportarse desordenadamente o de pensar ha cambiado en absoluto. Por lo visto está obsesionada con su nuevo novio de 29 años y sigue regañándose a si misma por tener pensamientos eróticos tumbada en la cama y tiene ganas de enseñarle el dedo corazón a las otras madres del colegio de sus hijos. Tuitea mucho y manda mensajes a gogó.

También aparece obsesionada con envejecer igual que el resto de los personajes, como especifica el Daily Mail. El problema es que es demasiado evidente que no ha evolucionado nada en absoluto, ya que con el tiempo lo que piensan los demás, tu forma de observar el mundo y lo que parecía importante hace 15 años ahora no lo es. Los editores del nuevo libro aseguran que Bridget dará a voz a todas las madres más maduras de ahora; quizá sea cierto en un prototipo de mujer de cierta clase social en una determinada ciudad, pero en el resto del mundo es muy dudoso.