Público
Público

Broadway sube el telón a Pedro Almodóvar

Lincoln Center estrena Mujeres al borde de un ataque...' 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mujeres al borde de un ataque de nervios debuta este jueves en Broadway en una cuidada superproducción del Lincoln Center, que ha tardado casi dos años en gestarse. Con libreto de Jeffrey Laney música y letra de David Yazbek, el musical está dirigido por Barlett Sher, galardonado con un Tony (los Oscar de Broadway) a la mejor dirección por la reciente adaptación del clásico South Pacific.

El espectáculo empezó a primeros de octubre, el periodo de ensayos generales, pero el estreno oficial será este jueves. La semana pasada, el director decidió cambiar el orden de algunos números, sobre todo en la primera parte que ahora empieza con una oda al Madrid de los años ochenta.

'Es un milagro que una película española sea la base de una comedia musical en Broadway', reconoce Almodóvar en un artículo de la revista del Lincoln Center, 'es un milagro pero y disculpe mi falta de modestia no es del todo sorprendente. Dado que mi película tiene la estructura de muchas de las comedias musicales americanas, que a su vez se inspiraban en piezas del teatro de bulevar francés. Escribí el guión como si fuera la adaptación de una obra de teatro inexistente'.

Por todo lo alto

Normalmente, una producción de esta envergadura, cinco millones de dólares, se pasa antes por provincias a modo de ensayo general. El Lincoln Center echa toda la carne en el asador y empieza directamente en Manhattan, en el Belasco, un histórico teatro de Broadway que reabre sus puertas tras una costosa remodelación.

El director pidió que no se mencionara directamente a Franco

Almodóvar, que asistirá al estreno, ha estado muy involucrado en la producción. Al principio de los ensayos el directo invitó a todo el equipo creativo a su habitación del hotel Península, en la quinta avenida, para enseñarles de nuevo su película, plano por plano, y hablarles de su visión durante cuatro horas.

El proceso fue lento. Lane y Yazbeck tardaron dos años en convencer a Almodóvar para que les cediera finalmente los derechos de adaptación de Mujeres..., en 2007. El libretista y el compositor remataron la tarea en 18 meses con la ayuda del director manchego, que 'nos dio total libertad', contó Lane. Durante un momento, los creadores jugaron con la idea de trasladar la obra a Nueva York o cambiar de época, pero, finalmente, decidieron mantenerse fiel al original.

'Me identifiqué totalmente con la forma de trabajar de Bart (Sher) y su equipo', contó Almódovar en su artículo; 'fue inesperado descubrir que los ensayos eran artesanales y exhaustivos y que cada decisión se tomaba con la obsesión de la perfección y la ausencia de ego de todos los participantes'.

The New York Times aseguraba que Almodóvar había pedido muy pocos cambios: que no se mencionara directamente a Franco y que se insistiera en la autenticidad de los personajes femeninos. Como decía el director Bartlett Sher al explicar sus sesiones con el cineasta manchego, 'Pedro tiene una perspectiva vital muy clara. El mundo es perfecto excepto por una cosa. Los hombres abandonan y engañan a las mujeres'.

Pase lo que pase con la crítica y los espectadores, el Lincoln Center se ha volcado en la producción de Mujeres. El reparto incluye lo mejor de Broadway. La obra está protagonizada por Sherie Rene Scott (Pepa), dos veces nominada a los Tony, la grandísima Patti LuPone (Lucía), la Evita original a esta orilla del Atlántico en 1979, Laura Benanti (Candela), Brian Stokes Mitchell (Iván) y Justin Guarani (Carlos). Incluso la portera del edificio de Pepa, la veterana Mary Beth Peil, es parte de la realeza teatral. En 1985 protagonizó la tercera versión de El Rey y Yo junto a Yul Brynner.