Público
Público

Bruegel se queda por siete millones de euros

El Ministerio de Cultura compra la obra del pintor flamenco al Museo del Prado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Menos de un mes después de que el Ministerio de Cultura y El Prado hicieran público el descubrimiento de un Bruegel el Viejo y la opción de compra por el excepcional cuadro, se confirmó ayer que El vino en la fiesta de San Martín se queda en la pinacoteca nacional, después de la reunión del Patronato, presidida por primera vez por Rafael Moneo, en la que se tomó la decisión de la compra, con la ministra presente, por valor de 7 millones de euros.

El milagro tenía un coste: 'Es una opción ventajosa, porque el precio de mercado podría haber llegado a los 30 millones de euros', como confirmaron fuentes de la dirección general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura. El director de El Prado, Miguel Zugaza, agradeció el esfuerzo a Cultura porque 'es una cantidad de dinero muy importante, en un momento en el que la situación económica del país es difícil'.

'El importe está dentro de las previsiones de los presupuestos ordinarios que tiene la dirección general de Bellas Artes', reconocían las fuentes del ministerio a este periódico, que aclararon que no será un esfuerzo extraordinario para sus presupuestos. En septiembre, González-Sinde ya dejó claro públicamente que haría 'el esfuerzo que tuviera que hacer'.

Finalmente la alegría del hallazgo no se agrió, a pesar del miedo que existía en la dirección general de Bellas Artes a una alarma pública por cerrar una operación de este calibre en el peor momento. Las negociaciones empezaron hace un año cuando los propietarios llevaron el cuadro al museo, venía con el marchamo de Bruegel: había sido mostrado a expertos del Louvre, que confirmaron la autoría. Entonces, se tasó por un precio de 7 millones, cantidad acordada en mantener en la venta del cuadro a El Prado, si el museo, una vez estudiado, decidía quedárselo.

Ahora, tal y como explicó Miguel Zugaza a Público, 'hay que esperar a que se culmine la restauración con total tranquilidad', aproximadamente un año más. La pinacoteca todavía no ha diseñado cómo se colocará en sala, tal y como reconoce su director, pero 'afectará a la sala debido a sus extraordinarias dimensiones'. No hay que olvidar que se trata del cuadro más grande que existe de Bruegel. 'Estará relacionado con El triunfo de la muerte, el otro Bruegel del Prado, y con sus precedentes Patinir y El Bosco', explicó ayer Zugaza.