Público
Público

Cañamero, Esther Quintana y Enric Duran, juntos en el último videoclip de Aspencat

'Público' te ofrece en exclusiva el nuevo docu-clip de la banda valenciana, un trabajo en el que el género documental complementa su éxito 'Som moviment', canción del disco 'Tot és ara' en la que colaboran los vascos Esne Beltza. 

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9
Comentarios:

El grupo valenciano Aspencat

En medio de la gira La història és nostra, que terminará a finales de año tras más de 70 conciertos por todo el Estado, Aspencat presenta un videoclip muy especial de la canción Som moviment, una de las más celebradas de sus potentes shows. En este nuevo proyecto audiovisual realizado por la banda junto a la productora valenciana Tresdeu Media y el director Pau Berga, los valencianos dan voz a tres personas que representan la lucha, la resistencia y el compromiso de gran parte de la población.

“Soy una gota de agua, como cada uno de vosotros. Con muchas gotas haremos un torrente”. Con estas palabras que interpelan a la población a no parar de luchar y a ser movimiento, empieza la canción Som moviment. Como decía Zygmunt Bauman en su libro Modernidad líquida: todo cambia, nada permanece. Las certezas de nuestros padres se han ido diluyendo. Los derechos laborales, conquistados por nuestros abuelos, han quedado reducidos a un caldo de precariedad. La justicia social y los derechos civiles son pisoteados a diario por la bota del capitalismo financiero. Vivimos en la era de la desinformación masiva, donde la empatía está en peligro de extinción.

En México, Melilla, Palestina, Sahara, Hungría, Turquía… y en el salón de nuestras casas se están levantando muros. Físicos y virtuales. Como vaticinaba George Orwell, vamos hacia el control absoluto de las libertades individuales. El sistema capitalista se reinventa a cada segundo. Todo cambia para que nada cambie. Vivimos en un Gran Hermano global donde las fuerzas de seguridad del Estado gozan de impunidad y donde la justicia no es igual para todos. El docu-clip de Som moviment intenta recoger todos los pedazos rotos de esta foto de la sociedad occidental actual, con el objetivo de localizar los focos de dolor e insuflar esperanza. Alternativas, ilusiones y certezas para no desfallecer en estos tiempos de zozobra teledirigida.

Con este fin, Aspencat ha reformulado el formato clásico de videoclip musical y ha optado por enlazar los géneros documental y ficción con imágenes de uno de sus conciertos. Para ello, los vocalistas Kiko Tur e Ivan Gosp, han tomado carretera y manta y se han encontrado con los tres protagonistas del videoclip.

Tres historias de lucha, resistencia y compromiso

El docu-clip Som moviment da voz al sindicalista y político andaluz Diego Cañamero, la activista Esther Quintana y el activista en búsqueda y captura, Enric Duran. Esas tres personas, que representan la lucha de distintos movimientos sociales y políticos, han sufrido en sus propias carnes las consecuencias de alzar la voz.

Diego Cañamero: “El parlamento real del pueblo son sus calles y sus plazas. La unica manera de cambiar arriba es que abajo haya una fortaleza”.

Diego Cañamero es una de las cabezas visibles de la lucha de los trabajadores del campo en Andalucía. Su intensa actividad sindical contra propietarios agrícolas mediante la ocupación de fincas para los trabajadores del campo le ha acarreado más de 50 detenciones y 60 juicios. En el 2010 se declaró insumiso judicial. Diego Cañamero fue alcalde de Coronil de 1987 hasta 2001 y entre sus prioridades de gobierno destacaron los planes de vivienda social y los bancos de tierras públicos. Actualmente ostenta el acta de Diputado por Jaén en las Cortes Generales.

Ester Quintana: “Necesito que se haga justicia. Lo necesitamos tanto yo como el resto de la población para volver a creer en el Gobierno y en el resto de instituciones”.

Quintana: “Siempre que hayan leyes injustas, puede que la única forma de cambiarlas sea desobedecerlas”

Ester Quintana recibió el impacto de un proyectil disparado por uno de los escopeteros de los Mossos de Esquadra y perdió un ojo. Quintana había participado en la manifestación de la Huelga general del 14M de 2012 en Barcelona. Se disponía a volver a casa cuando recibió el impacto. En primera instancia el Conseller de Interior Felip Puig negó los hechos, pero gracias a las imágenes de varios medios de comunicación se puso en marcha una comisión de investigación en el Parlament de Catalunya y el caso llegó a juicio. Se consiguió la prohibición de las pelotas de goma, pero los agentes de los Mossos de Esquadra resultaron absueltos de los cargos ya que no se podía demostrar que fueran los autores del disparo.

Enric Duran: “Estamos construyendo alternativas, desde abajo, al capitalismo que permiten demostrar que la sociedad se puede organizar de otra forma y que otro mundo es posible”.

Enric Duran permanece actualmente en paradero desconocido debido a una orden de búsqueda y captura dictada por la justicia española. En 2008 logró estafar cerca de medio millón de euros a distintas entidades mediante las herramientas que el propio sistema financiero permitía. El conocido como “Robin Hood de los bancos” donó el dinero a distintos movimientos sociales anticapitalistas. Ha sido miembro activo de muchos proyectos y alternativas al capitalismo. Entre las más recientes destacan el colectivo Temps de re-voltes, la Cooperativa Integral catalana y FairCoop.

Duran: “Construimos alternativas que evidencian que la sociedad puede organizarse de otra forma”

En el docu-clip Som moviment, Ester Quintana, Diego Cañamero y Enric Duran definen la desobediencia como herramienta necesaria para cambiar el horizonte de las clases populares. “Siempre que hayan unas leyes injustas, puede que la única forma de cambiarlas sea desobedeciéndolas”, recuerda Quintana parafraseando a Ghandi. “Las leyes tienen que estar al servicio de la gente. La insumisión y la desobediencia ante lo injusto es necesaria”, afirma Cañamero. “Si llegamos a ser decenas de miles de personas desobedeciendo conjuntamente, no nos podrán parar”, concluye Duran.

La justicia debe estar por encima de la ley. Henry David Thoreau, uno de los máximos exponentes teórico-prácticos de la Desobediencia Civil, lo tenía claro y apoyó todas las acciones al límite de la legalidad que pretendían mejorar las condiciones sociales de la población. Muchos otros le siguieron los pasos: Mahatma Gandhi, Nelson Mandela, Martin Luther King, Louise Michel, Rosa Parks, Kate Sheppard o el propio Enric Duran.

Tal como decía Salvador Allende: “La historia es nuestra y la hacen los pueblos”. Pongámonos a ello.