Público
Público

Cantautoras que rompen la canción

Una nueva generación de solistas femeninas españolas amplía las fronteras del pop y el rock más convencional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Burbuja toca unas tijeras. María Rodés hace percusiones con un cenicero. Mursego le chilla al micrófono de su chelo. Marina Gallardo reconoce a Artaud como una de sus mayores influencias. Jane Joyd habla de 'exportar locuras'. No hay límites en la canción y ellas ocupan espacios que hasta hace bien poco estaban yermos en España, territorios inexplorados que ahora reciben a sus primeras visitantes.

Maite Arroitajauregi se hace llamar Mursego cuando se sube al escenario con su chelo para cocinar, a base de loops y gritos en euskera, un repertorio que se podría calificar como hardcore de cámara. 'Estudié en el conservatorio, pero nunca me convenció la forma que tienen de enseñar música. Te enseñan a ejecutarla y a leerla, pero no a crearla. Pronto formé mis primeros grupos y desde hace varios años voy a talleres con gente más próxima a la música experimental. Me ha abierto la mente, dando más importancia a la forma y no tanto al resultado', explica la artista.

'Estudié en el conservatorio, donde te enseñan a ejecutar y leer música, pero no a crearla', dice Mursego (Maite Arroitajauregi)

La catalana Maria Rodés también fue una alumna díscola. 'Tuve ciertos problemas en la escuela de jazz porque querían que cantara como ellos decían. Una vez la profesora me soltó: 'Imagina que eres gorda y negra', explica ella, bastante pálida y muy delgada, en un bar de Madrid. Sus canciones discurren entre los márgenes del pop accesible, pero sin ceder a la tentación de lo obvio. 'Grabé mis primeras canciones en casa, en plan artesanal. Como no tenía batería, cogía lo que tenía a mano: un cenicero y un cuchillo. A falta de recursos, creatividad. Al final, muchos de esos arreglos quedaron en la grabación definitiva', confiesa Rodés, que acaba de publicar su primer álbum, titulado Una forma de hablar (Bcore).

No se nutren sólo de la música. Estas cantantes viven con los oídos abiertos a otras disciplinas que no sólo les inspiran, sino que se plasman en sus creaciones. El caso más evidente es el de Burbuja, nombre artístico de Merche Blasco, cuyo proyecto de música electrónica es inseparable de la imagen, ya sea videoinstalación, vestuario e incluso maquillaje. 'A la hora de componer intento ser realmente fiel a lo que hay en mi cabeza, aunque el resultado sea difícil de digerir. Y no tengo una influencia musical en concreto: lo mismo puede ser un libro, una exposición o un una experiencia de otro tipo que me lleve al deseo de componer algo', señala la artista, que acaba de terminar una colaboración con el grupo multidisciplinar Chicks On Speed en Dundee (Escocia).

Burbuja, nombre artístico de Merche Blasco: 'Intento ser fiel a lo que hay en mi cabeza, aunque cueste digerirlo'

Persiguen lo que les dicta el instinto de forma insobornable y funden experiencia personal y creación sin cortapisas. 'Empecé a hacer canciones porque quería exorcizar todo lo que sentía, sacarlo de mí. Fueron tiempos de crisis y creo que la música me curó', recuerda Marina Gallardo, que en 2010 ha publicado su segundo disco, Some monsters die and others return, cantado íntegramente en inglés. Gallardo no entiende otra forma de hacer música que la perspectiva del solista. 'No sé cómo sería componer en grupo, pero no va conmigo. Mi música contempla una banda que la arrope desde sus inicios, donde todo esté al servicio de mi cabeza', subraya la cantante.

Ninguna de ellas cree que el hecho de ser mujer juegue en su contra en un mundo, el de la música rock y pop, donde han predominado los hombres. Marina Gallardo va más allá y lamenta las etiquetas geográficas y temporales: 'Ninguna de nosotras dialoga con la tradición musical que se ha seguido en España, y eso es resultado de una cultura globalizada. Hace tiempo que se rompieron las fronteras. Un disco debería escucharse sin prejuicios, sin saber de quién es, ni qué estilo hace, ni con quién se le compara'.

No renuncian a las letras con contenido ni al mensaje, pero en la mayoría de ocasiones tienden a lo abstracto y huyen de las narraciones. 'Hablo de sentimientos y vivencias personales de una manera poco abierta. Cada persona que la escuche puede tomar su propia interpretación. Es una manera de exteriorizar algo y que al mismo tiempo siga escondido', dice la gallega Elba Fernández, que en su MySpace se hace llamar Jane Joyd. Merche Blasco también prefiere 'sugerir que contar, para dar más libertad al que la escucha para completarla a su modo'.

Son exigentes, con ellas y con su público. Se trata de empujar la barrera de la normalidad, de sentirse libres, de atreverse a mirar el vacío y sembrar en él, que algo crecerá. 'Hay muchas cosas que hacen mi música diferente: el chelo, los loops, los cacharritos, los ritmos del Casio, los ruidos que hago cuando canto... Todo es bastante rudimentario, pero efectivo', dice Mursego. Finalmente, todo queda al servicio de la canción. 'Escribir una canción es como contarte un secreto a ti mismo', cree Maria Rodés. 'Es lo único que quiero seguir haciendo', concluye Marina Gallardo.


Mursego: hardcore de cámara

Esta violonchelista de Eibar autoeditó su primer trabajo a principios de 2009. Sus canciones crudas y oscuras beben de Pj Harvey y Joni Mitchell, pero también tiene como referentes a la bailarina Pina Bausch o la cineasta Naomi Kawase. www.myspace.com/mursego


Burbuja: canción electrónica

A Merche Blasco le van los experimentos. Construye sus canciones sobre bases electrónicas y ruidos artesanales. Sus referentes son Yoko Ono, Carla Bozulich, Sam Taylor Wood, Louise Bourgois, Carmen Miranda, M.I.A. y Kim Gordon. www.myspace.com/8burbuja8


Maria Rodés: pop de autora

La cantante catalana personaliza la canción pop con utensilios domésticos e intención terapéutica. Sus influencias son tan heterogéneas que agrupan a Janis Joplin, Bjork, Frida Kahlo, Cat Power, Jana Hunter, Ella Fitzgerald y Pj Harvey. www.myspace.com/mariarodes


Marina Gallardo: rock crudo

Marina Gallardo interpreta en inglés canciones que compaginan el rock descarnado e intimista con el folk hipnótico. Nina Simone, Alejandra Pizarnik, Virginia Woolf, Scout Niblett y Billie Holiday son sus artistas de cabecera. www.myspace.com/marinagallardo


Jane Joyd: folk-rock

La última en llegar se llama Jane Joyd, nombre bajo el que se esconde la gallega Elba Fernández. Hace unos días colgó cuatro nuevas canciones en su MySpace, donde se intuye el rastro de Alela Diane, Neko Case, Ane Brun y Gillian Welch. www.myspace.com/janejoyd