Público
Público

Las caprichosas relaciones entre el fútbol y el cine

Los hermanos Jeff y Michael Zimbalist llevan a la gran pantalla la infancia y juventud de Edson Arantes do Nascimento en ‘Pelé, el nacimiento de una leyenda’, un título que participa ya de las veleidosas relaciones entre el fútbol y el cine.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

La historia de Pelé, el nacimiento de una leyenda termina mucho antes de que la vida de Edson Arantes do Nascimento empezara a ser noticia y polémica por ciertos asuntos, familiares, empresariales y políticos, fuera de los campos de fútbol.

@begonapina

MADRID.— Carlos Drummond de Andrade, uno de los poetas más grandes que ha tenido Brasil, se rindió extasiado, como millones de personas en el planeta, a la magia de Edson Arantes do Nascimento, O’Rey Pelé. “Lo difícil, lo extraordinario, no es hacer mil goles como hizo Pelé, si no marcar uno sólo como los marcaba él”. Leyenda indiscutible del fútbol de todos los tiempos, mal que les pese a los fanáticos de Maradona, ahora es también protagonista de su propia historia en la gran pantalla. Los hermanos Zimbalist, Jeff y Michael, debutan en el largometraje de ficción con un biopic sobre la infancia y juventud del idolatrado futbolista.

Con Kevin de Paula y Leonardo Lima Carvalho interpretando a Pelé en dos épocas distintas de su vida, la película es un relato escrito y rodado a mayor gloria del brasileño, en el que se destaca el espíritu de superación de un niño de las favelas que consiguió con una firme tenacidad conquistar el estrellato. La historia de Pelé, el nacimiento de una leyenda termina mucho antes de que la vida de Edson Arantes do Nascimento empezara a ser noticia y polémica por ciertos asuntos, familiares, empresariales y políticos, fuera de los campos de fútbol.

La chilena de Pelé frente a los nazis

Fútbol y cine, dos de los espectáculos de entretenimiento más importantes del planeta, se han encontrado algunas veces, aunque no tantas como podría suponerse a la vista de los millones de personas que movilizan. Hay quienes afirman que ello se debe a la imposibilidad de reconstruir en la ficción cinematográfica los espléndidos regates de Maradona o la velocidad y potencia de otras estrellas del balompié. Por uno u otro motivo, el fútbol y el cine mantienen unas relaciones caprichosas. Sin embargo, hay, entre todas las producciones que se han ocupado del fútbol, notables excepciones… y algunas de ellas han sacado partido al talento de los mencionados Pelé y Maradona.

'Fuera de juego' tiene como protagonista al actor Colin Firth.

Inolvidable el gol de chilena que marcaba el primero en Evasión o victoria, película que rodó John Huston en 1981, ambientada en la II Guerra Mundial y que contaba el enfrentamiento entre alemanes y prisioneros de guerra en un partido de fútbol. El filme reunía al rey Pelé con Sylvester Stallone luciéndose con sus palomitas como portero. Memorable también Max von Sydow que interpretaba al amenazante Karl von Steiner, el comandante nazi del campo de concentración de Gensdorff, que, incapaz de resistirse al juego del brasileño se levantaba y aplaudía el gol. Michael Caine, como siempre genial, era John Colby, antiguo jugador de fútbol profesional. En el reparto había, además, otros grandes futbolistas, como Osvaldo Ardiles, Mike Summerbee, Bobby Moore o el polaco Deyna.

Hornby, incondicional del Arsenal

No es, a pesar de la emoción que conseguía, una de las mejores películas que hizo Huston ni la más brillante que se ha estrenado sobre el fútbol. De hecho, las que realmente destacan son las que centran sus historias más allá de los márgenes del campo. Y en esas orillas crecen los relatos del escritor Nick Hornby. Hincha incondicional del Arsenal, debutó en la literatura con Fiebre en las gradas (1992), donde contaba precisamente cómo el equipo londinense conquistó su corazón cuando aún era un niño y acompañó a su padre a Highbury a ver un partido en el que todos daban por hecho que el Tottenham aplastaría al rival. Aquel día sucedió el milagro y Hornby quedó hechizado por el Arsenal para siempre. Él mismo escribió la adaptación de algunos de los momentos que había plasmado en la novela para la película Fuera de juego (1997), un trabajo de David Evans con Colin Firth como protagonista.

"Lo difícil, lo extraordinario, no es hacer mil goles como hizo Pelé, si no marcar uno sólo como los marcaba él”

El actor galés Michael Sheen protagonizó The Damned United (Tom Hooper, 2009), uno de los filmes más atinados sobre ciertos aspectos del fútbol. Adaptación de otra novela, de David Peace, recorría con bastante ironía los 44 días que Brian Clough estuvo al frente del Leeds United en 1973. La película se adentraba en lealtades y traiciones de este deporte.

Ken Loach, hincha del Bath City F.C

Muy diferente era el tono y la intención de uno de los grandes hinchas del Bath City Football Club, el maestro Ken Loach, con su Buscando a Eric (2009). Homenaje al fútbol y al sentimiento colectivo que éste inspira, la película estaba protagonizada por el auténtico Éric Cantona, el goleador francés que dio varias victorias al Manchester United y que aquí se aparecía a Eric Bishop (Steve Evets), un cartero en crisis, cuando éste estaba fumando hachís. Un episodio que daba pie a una relación muy singular.

La cineasta Gurinder Chadha se marcó un tanto aventurándose en el fútbol femenino con Quiero ser como Beckham (2002), película que revelaba también la situación de la mujer india y que sirvió de trampolín a la hoy popular Keira Knightley, aunque la protagonista (y la más brillante) era Parminder Nagra. El iraní Jafar Panahi dejó completamente al descubierto su habilidad para la comedia en Offside (2005), donde denunciaba el veto a las mujeres iraníes y la prohibición de ir a partidos de fútbol.

La cineasta Gurinder Chadha se marcó un tanto aventurándose en el fútbol femenino con Quiero ser como Beckham (2002), película que revelaba también la situación de la mujer india.

United (James Strong, 2011), historia de los supervivientes del United en un accidente aéreo en 1958 en Munich que se centrada en la figura de Busby Babes; El sueño de Jimmy Grimble (John Hay, 2000) y los milagros del fútbol; Rudo y cursi (Carlos Cuarón, 2008), Unidos por un sueño (Sebastian Grobler 2011), Futbolín (Juan José Campanella, 2013), La segunda parte (Corneliu Porumboiu, 2014), O futebol (Sergio Oksman, 2015)… y en España, Diamantes negros (Miguel Alcantud, 2013) o Matías, juez de línea (La Cuadrilla, 1996) son otros interesantes títulos del subgénero.

Y llegó Maradona

Un territorio en el que no podía faltar Maradona, el 10 más rotundo de este deporte, el heredero de Pelé —aunque para muchos es el futbolista más grande de todos los tiempos— y una de las figuras públicas más llamativas de los últimos decenios. Kusturica hizo una película documental sobre él, Maradona by Kusturica (2008); Carlos Sorín recreó la admiración global de Argentina por este jugador y aprovechó para ponerse del lado de los perdedores en la estupenda El camino de San Diego (2006) y hace muy poco, Paolo Sorrentino, que como buen napolitano ve a Diego Armando Maradona como a un héroe, le llevó, en La juventud (2015), a un hotel de Los Alpes, paraíso de la relajación, la meditación y la recuperación, donde, gordo y echado a perder —recordando una de sus etapas de desintoxicación—, daba imponente toques con el pie a una pequeña pelota de tenis. En el cine, el Pibe de Oro sigue en plena forma.