Público
Público

El Centro Niemeyer demanda al Principado

Los gestores se muestran dispuestos a retirar la reclamación si se llega a un acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los gestores del Centro Cultural Niemeyer de Avilés presentaron ayer una demanda contencioso-administrativa contra el Gobierno del Principado por la no aceptación de la modificación de sus estatutos por parte del consejero de Cultura, Emilio Marcos Vallaure. La Fundación considera que se trata de la 'única opción responsable', aunque no cierra las puertas a dar marcha atrás, si se llega a un acuerdo.

En una nota de prensa, el director general del patronato de la Fundación, Natalio Grueso, y el secretario general del mismo, José Luis Rebollo, han querido dejar claro que la resolución del consejero, oponiéndose a la modificación estatutaria, 'sólo es recurrible por vía judicial contencioso-administrativa', pues, 'de no recurrirse, la resolución se haría firme e inamovible, dejándose sin efecto la decisión del propio Patronato por una decisión del Principado de Asturias', afirma el comunicado.

'La única manera de terminar la discusión es por la vía legal'

A juicio de los gestores, 'es la única manera de que tanta discusión se termine en la forma más correcta desde un punto de vista legal'. Eso sí, dejan claro que 'no implica en modo alguno una 'judicialización del conflicto irreversible ni determina en absoluto que no se pueda alcanzar una solución negociada y satisfactoria para todas las partes e intereses', pues, según recuerdan, 'un recurso contencioso-administrativo puede ser retirado con un simple acuerdo del Patronato que así lo indique. No se cierra entonces 'ninguna vía', mientras que 'no interponerlo cerraría la posibilidad de que los jueces se pronunciasen para siempre y de forma definitiva'.

El Patronato recuerda que 'ha tenido durante 2011 dos reuniones, los días 21 de febrero y 4 de junio, en las que se aprobó una reforma de los estatutos de la Fundación', y que 'tal reforma fue aprobada con pleno sometimiento a la legalidad, con las formalidades necesarias y por unanimidad de todos los presentes, entre los cuales se encontraban el Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Avilés y el Puerto de Avilés, y ante la presencia de la Consejera de Cultura, la Alcaldesa de Avilés y el Presidente de la Autoridad Portuaria, entre otros'.

Con la aprobación, señala, 'se delegó en el secretario de la fundación la realización de cuantos trámites fueran precisos, sin excepción alguna'. Y esto no es, según el Patronato del Niemeyer, una cuestión 'ni de opinión, ni de gusto, ni de opción, sino de responsabilidad', concluye.