Público
Público

Chillida-Leku empieza a vaciarse

La familia del escultor comercializará doce piezas con Sotheby's, que quiere exponerlas en un espacio selecto de Florida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Segunda noticia catastrófica sobre el Museo Chillida-Leku en solo siete días. Si hace una semana saltaba a la luz la decisión de la familia del artista guipuzcoano de cerrar el centro a partir del 1 de enero por sus 'cifras deficitarias', ayer trascendía que quiere vender, por primera vez desde la muerte de Eduardo Chillida, en agosto de 2002, 12 de sus piezas monumentales.

La comercialización de estas creaciones se conoció a través de la sala de subastas Sotheby's, que se encargará de su introducción en el mercado del arte. Se desconoce el porqué de la operación, pero lo cierto es que la intención de la familia del artista guipuzcoano de desprenderse de parte de su colección coincide en el tiempo con el anuncio del cierre.

Mantiene contactos con las instituciones para no cerrar el museo

La comercialización de las 12 piezas monumentales pone de manifiesto dos certezas. La primera es que la familia de Chillida no sólo negocia con las instituciones vascas para tratar de buscar una solución que garantice la viabilidad del centro y el rescate económico del mismo. Cabe recordar que hace una semana el Gobierno vasco, la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián respondieron a su llamada de auxilio y se comprometieron a buscar 'con discreción' un acuerdo para que las puertas del museo sigan abiertas al público. Un portavoz del Gobierno vasco, que desde hace un año mantiene contactos con la dirección del centro para buscar una salida, comentó ayer que desconocía la operación de venta de 12 piezas monumentales.

La segunda certeza es que el previsible cierre del centro, el 1 de enero, coincidirá prácticamente con la salida rumbo a Florida de las 12 obras puestas en venta. Según informó la casa de subastas Sotheby's a Efe, estas esculturas serán expuestas entre enero y abril del próximo año en el Isleworth Golf and Country Club de Windermere, en Florida (EEUU). Se trata de un espacio privilegiado y selecto, entre vastos espacios verdes y lagos.

El Gobierno vasco no estaba al tanto de la venta de parte del patrimonio

Sotheby's apuntó que la familia de Chillida está encantada con el lugar elegido para exponer las obras del artista guipuzcoano, pues, a su juicio, se trataría de un espacio muy parecido a Chillida-Leku, en Hernani, donde 40 esculturas salpican un jardín de 12 hectáreas, entre hayas y robles.

La empresa que comercializará la operación reprodujo ayer estas palabras de Luis Chillida, hijo del artista. La declaración despeja cualquier duda sobre la voluntad de los Chillida de vender las 12 esculturas. 'Estamos seguros de que él (Eduardo Chillida) hubiera encontrado aquí el lugar idóneo para mostrar su obra. Creemos que una venta en un escenario internacional es la forma más adecuada de promover el legado de nuestro padre', le explicó a la empresa.

La casa de subastas está convencida además de que 'contar con 12 obras directamente de la familia del artista es una oportunidad única, y tenemos la certeza de que atraerá un interés tan monumental como las obras en sí'.

Mientras avanza la puesta en el mercado de parte de la colección del escultor, los contactos entre la familia y las instituciones vascas continúan en el más absoluto secreto.

El Gobierno vasco, la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián coinciden en que si van a entrar fondos públicos en el Museo, es necesario que haya un control compartido en la gestión del patrimonio. Fuentes del Departamento vasco de Cultura indicaron que, en la última semana, no ha habido ni avances ni retrocesos sobre ello.