Público
Público

Cienfuegos: "Hemos contribuido a la difusión de la cultura"

El exdirector del Festival de Gijón difunde un comunicado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de 16 años, José Luis Cienfuegos se despide con cifras. El ya exdirector del Festival Internacional de Cine de Gijón difundió ayer un comunicado en el que dejó hablar a los números. Cuando llegó en 1995, el número de espectadores 'apenas superaba los 10.000'. En la última edición, el pasado noviembre, fueron más de 75.000. Sólo en el último año, el incremento en la asistencia es de un 10%. Así, Cienfuegos subraya los resultados de sus años de dirección aún en mitad del estupor que ha provocado su destitución dentro de la industria del cine y del mundo de la cultura.

Lejos de entrar a valorar las nuevas designaciones, Cienfuegos se limitó a repasar los logros conseguidos en esta etapa. Empezando por la adquisición del apellido Internacional. 'No siempre estuvo ahí', apuntó al tiempo que atribuía el mérito al esfuerzo y dedicación personal de quienes han formado parte en los últimos años de la gran familia del Festival de Gijón.

Uno de los méritos más importantes que Cienfuegos atribuye al festival que ha dirigido durante las últimas 16 entregas es el de la formación del espectador, y en él volvió a insistir ayer. 'Hemos contribuido a la difusión de la cultura cinematográfica en la sociedad, con proyectos tan estimulantes como valiosos', destacó. Entre ellos, citó las retrospectivas dedicadas a Nuevos Cines, el ciclo Universo Media con la colaboración de la Universidad de Oviedo o la sección Enfants Terribles con la colaboración de los centros educativos. Tres iniciativas que llevaron a otras comunidades autónomas a fijarse en Gijón. Quedan las numerosas publicaciones editadas en el marco del certamen, testigo del compromiso con el cine.

Sin mensajes explícitos a Foro y al nuevo rumbo que el Festival de Gijón tomará desde este año, Cienfuegos sí quiso dejar claro lo que se había hecho hasta ahora y lo que no. 'Todos juntos construimos un festival ambicioso desde el punto de vista artístico, pero alejado de imposturas y solemnidades, siempre cercano y abierto, desprendido de incómodas etiquetas que nos atribuyeron sin quererlo ni buscarlo'. Y es que, como José Luis Cienfuegos recordaba cada poco, Gijón no era un festival para gafapastas, algo que finalmente se vio. 'Buscábamos un festival accesible, participativo, exigente y, según dicen los medios, riguroso'.

La buena asistencia de público es precisamente uno de los logros más importantes que, a juicio de los profesionales y de la prensa especializada, se ha alcanzado con Cienfuegos como director. Por eso finalizó su despedida trasladando su 'gratitud más especial', tanto al público de Gijón como a 'los numerosos fieles que año tras años se acercaron de diferentes ciudades y comunidades'. A ellos les dio las gracias por su apoyo, 'pero sobre todo por el cariño', un cariño que aún tendría eco horas más tarde en la concentración que anoche tuvo lugar en Gijón para mostrar el rechazo al cambio en el equipo de un modelo de festival que ya funcionaba.