Público
Público

Cinco razones para leer 'Diario de una resurrección'

Reúne los poemas más vanguardistas de Luis Rosales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

01 Poemas nacidos en la Transición.

La actualidad que vivía Luis Rosales le instaba a transformar la realidad, dejando atrás el pasado y abriendo la dificultosa puerta hacia la intimidad y el amor. Igual que la sociedad pasaba de las cadenas a la libertad,el ser se constituía como amante (y viceversa).

Abrir la primera de las páginas de este libro supone toparse con Jorge Guillén: 'Tú, tú, mi incesante,/ primavera profunda', una perspectiva que se paseará por los poemas recogidos en esta obra del poeta y ensayista granadino de la Generación del 36.

La construcción de los poemas de Rosales se basa en la sen-cillez espiritual y sentimental transportada a sus versos llenos de sincera conexión con el tiempo en el que vive y con lo que en ellos ocurre. La poesía, cuando nace, lo hace en su tiempo, y este era el del amor para Luis Rosales. Tiene la virtud de encontrar la palabra adecuada a cada latido, como si de un ingeniero de los sentimientos se tratase. ¡Para toda la vida no! supone un auténtico disparo al corazón enamorado: 'Para toda la vida no basta un solo amor, / tal vez el nuestro sea para toda la muerte'.

La Casa Encendida (1971) supuso un antes y un después en el estilo de Rosales. Se olvidó de las cadenas, ataduras estéticas que parecieron liberarle casi al mismo tiempo que asomaban en España las posibilidades del cambio. Se incorporaba a un movimiento en el que se sentiría más que cómodo, una poesía de lo cotidiano. El amor y desamor, el dinero, el miedo, la soledad, temas al alcance de la calle.

A través de los poemas de este Premio Cervantes de 1982, el lector comprende que las transformaciones sociales van acompañadas de cambios en el espíritu y hasta en el alma. El amor en Rosales deja de ser tan sosegado para encontrar en Diario de una resurrección las formas femeninas, el sexo y hasta en la misma. Palabras para algo más que un dolor empieza tajante, sincero, 'Tal vez sólo es posible que podamos amarnos mientras que dura un beso', y profundiza en Cómo es posible que la predestinación a veces llegue tarde: 'Hay amores que duran algo menos que un beso,/ y besos que han durado algo más que una vida'.