Publicado: 17.02.2014 18:42 |Actualizado: 17.02.2014 18:42

Cincuenta años del estreno de 'El verdugo' de Berlanga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tal día como hoy hace medio siglo veía la luz en los cines españoles El verdugo, la mítica película dirigida por Luis García Berlanga y cuyo guión firmaba junto a Rafael Azcona. Un clásico básico del cine español.

La película protagonizada por Pepe Isbert, Nino Manfredi, José Luis López Vázquez, Emma Penella, María Luisa Ponte y María Isbert, entre otros, se estrenó en el Festival de Cine de Venecia en septiembre de 1963. Allí se hizo con el premio FIPRESCI de la crítica internacional y desató las iras del embajador español en Italia.

No fue hasta febrero del año siguiente cuando (tras sufrir varios cortes por la censura, según reconoció el propio director) la película de Berlanga pudo estrenarse a nivel comercial en las salas de cine españolas. Un puñado de cines madrileños acogieron el 17 de febrero de 1964, el modesto lanzamiento de la nueva colaboración de Berlanga y Azcona tras la también inolvidable Plácido.

Inspirada en el caso real de un verdugo que se negó a ejecutar a una mujer condenada al garrote vil, El verdugo relata la historia de José Luis, un joven que trabaja en una funeraria que sueña con emigrar a Alemania para trabajar como mecánico. Su novia es Carmen (Emma Penella), la hija de Amadeo (José Isbert), un hombre que trabaja como verdugo en la Audiencia de Madrid.

Pero sus planes se verán truncados cuando se vea obligado a suceder a su suegro, que se jubila, como verdugo para no perder el piso de protección oficial donde vive toda la familia. José Luis acepta el nuevo empleo a regañadientes y bajo la promesa de que nunca tendrá que matar a nadie. Pero pronto llega una orden de ejecución y el nuevo verdugo tendrá que enfrentarse a su "deber" como verdugo profesional.

Una cinta cargada de retranca y humor negro, que el propio Berlanga definió como un alegato contra la pena de muerte, se sitúa junto a títulos como ¡Bienvenido, Míster Marshall! (1953), Plácido (1961) y La vaquilla (1985) en lo más alto de la filmografía de Luis García Berlanga. Uno de los títulos imprescindibles del maestro de Camporrobles fallecido el 13 de noviembre de 2010 a los 89 años.