Publicado: 04.10.2015 16:36 |Actualizado: 05.10.2015 08:00

El cine fantástico y de terror también tiene nombre de mujer

Esta edición del Festival de Sitges contará con un ciclo especial y con un homenaje a algunas musas del género. La canadiense Patricia Rozema, una de ellas, clausurará con su película 'Into The Forest'.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
La joven Lisa Takeba presenta una comedia de cine fantástico, 'Haruko's Paranormal Laboratory'.

La joven Lisa Takeba presenta una comedia de cine fantástico, 'Haruko's Paranormal Laboratory'.

MADRID.- El punto de vista femenino ha sido el gran ausente del cine de terror casi desde sus inicios y hasta hace solo un par de años en que comenzaron a destacar en este universo tradicionalmente masculino algunas mujeres cineastas. Sitges, uno de los festivales de referencia del fantástico y el terror, no ha querido despreciar más esta realidad y ha programado para su 48 edición -que se celebra entre el 9 y el 18 de octubre-, un ciclo con películas firmadas por directoras, además de contar en competición y en clausura con otros títulos realizados por mujeres.

"Tan teñido de violencia sexista y de misoginia está el género, que cuando decía que estaba dirigiendo una película de miedo, me miraban como si estuviera haciendo snuff movies o porno bestia… Tal era la percepción sobre el terror", declaró a The Washington Post la directora y guionista Jennifer Kent, autora de uno de los títulos más celebrados del género en los últimos años, 'Babadook'.



De hecho, su película, una ópera prima sobre la pérdida, el dolor y la obsesión protagonizada por una madre y su hijo ganó el año pasado el Premio Especial del Jurado en el 47 Festival de Sitges, donde también hubo reconocimiento para su actriz, Essie Davis, y el Premio a la Mejor Ópera Prima en los New York Film Critics Circle Awards.
Veronika Franz, que también en 2014 firmó la retorcida 'Goodnight Mommy', y Ana Lily Amirpour, que se alzó con el Premio Gotham a la Mejor Dirección Novel con su estupenda y oscura 'Una chica vuelve a casa sola de noche', son otros títulos que menciona el festival para explicar el ciclo de cuatro películas que ha organizado este año en la sección Noves Visions One.

Sección Noves Visions One

'La novia', la adaptación que Paula Ortiz ha hecho de 'Bodas de sangre', de Federico García Lorca, será la encargada de inaugurar la sección. Segundo largometraje de la directora -debutó con 'De tu ventana a la mía'-, el filme construye la historia fundamentalmente desde las imágenes y la ensoñación. Protagonizada por Inma Cuesta, Asier Etxeandía, Luisa Gavasa y Leticia Dolera, la película se presentó en la pasada edición del Festival de Cine de San Sebastián en Zabaltegi, donde cosechó una magnífica acogida.

'Evolution', nueva película de Lucile Hadzihalilovic, que se alzó con el Premio Especial del Jurado y con el Premio a la Mejor Fotografía en San Sebastián.

'Evolution', nueva película de Lucile Hadzihalilovic, que se alzó con el Premio Especial del Jurado y con el Premio a la Mejor Fotografía en San Sebastián.

También desde Donostia llegará a Sitges 'Evolution', nueva película de Lucile Hadzihalilovic, que se alzó con el Premio Especial del Jurado y con el Premio a la Mejor Fotografía en San Sebastián. Su filme es, en palabras de los programadores, "una odisea de tintes lovecraftianos, suavizados por una sutil poesía de lo oscuro". Se trata de un cuento de ciencia ficción ambientado en una isla donde solo viven mujeres y niños. Tercer largo de la directora, es una declarada apuesta por el misterio y el lirismo.

La joven Lisa Takeba presenta una comedia de cine fantástico, 'Haruko's Paranormal Laboratory', historia de un televisor -viejo, analógico…- que se convierte en hombre y, después, en el novio de la protagonista. Noves Visions One se cerrará con una ópera prima, 'Blind Sun', de Joyce A. Nashawati. Se trata de una película de terror ambientada en Grecia, en una época de calor abrasador y escasez de agua. La inmigración y el acoso policial aparecen en medio de la historia.

Dos entre veintitrés

'La novia', la adaptación que Paula Ortiz ha hecho de 'Bodas de sangre', de Federico García Lorca.

A pesar de las buenas intenciones del certamen, la distancia abismal que existe entre hombres y mujeres en el cine fantástico y de terror -género que ha maltratado bastante a los personajes femeninos- se manifiesta en la sección oficial a competición. El festival ha incluido en ésta solamente a dos mujeres directoras (y una de ella codirige con dos hombres) entre los 23 títulos seleccionados. Un porcentaje, cuando menos, muy preocupante.

Este año Karym Kusama aspira al máximo galardón con 'The Invitation', una reflexión sobre las consecuencias del dolor. La película es el segundo proyecto financiado por Gamechanger Films, un fondo dedicado a producciones independientes dirigidas por mujeres. Por su parte, Anouk Whissell opta al premio con 'Turbo Kid', película homenaje al cine de los ochenta que firma junto a François Simard y Yoann-Karl Whissell.

Sitges ha elegido, además, para su sesión de clausura la nueva película de la directora canadiense Patricia Rozema, 'Into the Forest', película apocalíptica en la que dos mujeres jóvenes pelean incansables por sobrevivir. Ellen Page y Evan Rachel Wood son las protagonistas.

Musas del terror

La 48 edición de Sitges, Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, se apunta, por último, un tanto con el homenaje que rendirá a algunas de las musas del género. La sección Brigadoon acogerá la entrega del Premio Nosferatu a Rossana Yanni ('El gran amor del conde Drácula', 'Bésame monstruo…'), mientras que la actriz Me Me Lai -otra habitual del género- será la encargada de presentar la película documental 'Eaten Alive! The Rise and Fall of the Italian Cannibal Film', en la que Calum Waddell muestra el auge del cine de caníbales italiano surgido a raíz del éxito de Holocausto caníbal.

Y no faltará el merecido reconocimiento a Soledad Miranda, la actriz cómplice de Jesús Franco, compañera de Christopher Lee en 'El Conde Drácula', y sobre la que trata la película documental que han realizado Pepe Flores y Paco Millán.