Público
Público

El cine no quiere dramas gays

Sin fecha de estreno en España, 'Ander' abre hoy el festival Visible ahondando en la homosexualidad en un entorno rural

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Recapitulando: después de triunfar durante 2009 en el extranjero, en festivales como la Berlinale y organismos como el Parlamento Europeo, el pasado enero (un año después de ser rodada) la película Ander conseguía levantar el interés de una distribuidora en España. Considerada el 'Brokeback Mountain vasco' por tratar la relación homosexual entre un cuarentón y un inmigrante peruano en un caserón del País Vasco más profundo, The Society compró sus derechos para su estreno, programado para el 18 de marzo, aunque finalmente se pospuso indefinidamente 'por razones ajenas a la empresa'.

Y así sigue siendo hasta hoy, a pesar de que Visible, el Festival Internacional de Cultura LGTB, la haya escogido para inaugurar su programa. Desde Bilbao, el director de la película, Roberto Castón, se lamenta de 'una serie de circunstancias adversas, que se han producido todas juntas', fundamentalmente económicas: 'A la crisis actual hay que sumar la de espectadores'. Al menos, 'compensa el hecho de que se vaya estrenando en otros países con éxito, como Alemania, y, en unos días, Italia'.

¿Problemas por la temática que trata o el modo en que lo hace? Según Castón, 'a España le queda mucho por superar. Legalmente la cosa ha mejorado, pero socialmente queda para llegar a una equiparación de sentir, no de derechos, sino de sentimientos. Evidentemente lo gay sigue siendo un problema para la taquilla: a no ser que sea algo cómico, cuesta mucho estrenarlo'.

Pero Ander es un dramón que, además, nació como un proyecto de Berdindu! (el servicio de atención a gays del Gobierno vasco), con medio millón de euros de presupuesto y se rodó en vasco, lo cual 'es un problema añadido', según Josean Bengoetxea, el actor principal: 'Hay prejuicios en un país donde se dobla todo y en Ander los personajes tenían que hablar en vasco'. Según Bengtoetxea, hay algo de tabú todavía pero la película 'tiene un mercado clarísimo'.

Pero no todo ha sido un camino de rosas para Ander. Según Castón, 'no se ha vendido a EEUU sencillamente porque el actor no es sexy. Y lo mismo en Reino Unido: gusta pero no es comercialmente viable'.

Tanto para Castón como para Bengoetxea, estamos ante una película con intención política. 'Porque toda película es política', dice el director. 'Incluso el cine de entretenimiento, que te hace olvidar la crisis o los problemas en casa. El mío es un cine de integración social. Ander es política porque no culpa sólo a la sociedad de la aceptación de la homosexualidad. Es responsabilidad de uno mismo, para que después te acepten los demás'.

Para Pablo Peinado, director de Visible, 'vivimos una etapa difícil para el cine y la exhibición, pero quiero pensar que no tiene que influir el hecho de ser una película de temática gay, que eso es cosa de otra época. Precisamente acabo de ver estos 80 egunean, que también trata la homosexualidad en un entorno similar, y que se ha estrenado en salas'.

A Castón esta incertidumbre le perjudica a la hora de pedir financiación para un nuevo proyecto. Ya prepara otro largometraje que tratará los mismos temas que Ander: la aceptación de uno mismo, la soledad, la búsqueda del amor y la deconstrucción de la familia. 'Aunque no es un drama, sino una tragicomedia', adelanta. A ver si así hay mejor suerte.