Público
Público

La Academia insiste en dejar fuera a los cortos

La negociación se extenderá hasta la semana que viene

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“La Academia sigue pensando que su propuesta es la mejor para todos”, dijo ayer el director nominado por su obra Paseo, Arturo Ruíz Serrano, después de haber salido de una reunión con representantes de la Academia tras la que mantuvo otra con los cortometrajistas nominados. La decisión de sacar a los cortos de la gala televisada de los Goya (que la Academia de cine tomó el pasado mes de octubre) parece inamovible, aunque, esta vez, con condiciones negociables.

Desde luego, la diferencia básica de la reunión de ayer fue el tono: uno mucho más distendido y dispuesto a la negociación. La Academia se disculpó, aunque no se retractó y pidió que, al menos por este año, la Gala no incluyera los premios a los cortometrajes, según fuentes cercanas a la negociación.

El secretismo fue ayer la tónica entre los cortometrajistas que intentaban coordinarse unos con otros para tomar “una decisión conjunta”. “Estamos en nuestro derecho de pataleo pero ahora debe haber silencio para llegar a un acuerdo”, dijo Miguel Ángel Escudero, presidente de la Agencia Española del Cortometraje.

Contraoferta

La contrapartida a la decisión de mantenerlos fuera de la Gala está por verse, ya que los nominados están manteniendo reuniones para consensuar su contraoferta. De todas formas, según Millán Vázquez, fundador de la distribuidora de cortos, Freak, y activo miembro de la plataforma Indignados (www.indignados.org) se pretende que la cena de nominados, cuando se entregarían los premios a los cortos, “pasara a tomar otro nombre que le diera mayor relevancia”.

Además, de la reunión de ayer y de las negociaciones de los próximos días podría salir el anuncio de la creación de una comisión del corto en la junta directiva de la Academia. Una decisión que daría pie a una mayor comunicación entre el mundo del largo y el del cortometraje. “Aquí ha habido mucho desconocimiento, no creo que haya habido mala intención”, asegura Millán.

Ahora bien, cada vez queda más lejos, aunque aún no es descartable, la creación de la Academia del Cortometraje Español, una de las iniciativas más nombradas y apoyadas en la página indignados.org y algo que muchos ven como desafío, desahogo y respuesta ante una decisión unilateral y, otros como una manera de sacar las cosas de quicio.

Es el caso de Enrique García, director y productor del corto de animación nominado Perpetuum Mobile. “Mi postura es que tampoco hay que ir demasiado lejos, aunque todo esto haya sido un error por parte de la Academia”, dice. “La más perjudicada creo que será la institución y no el mundo del corto, nosotros seguiremos creando que es lo que realmente tenemos que hacer”, remata.

Si bien este año la Gala logrará reducirse unos 15 minutos con la desaparición de los premios a los cortos de ficción, documental y animación, habrá que ver si este revuelo repercute en algo que muchos esperan: que el mundo del largo y del corto no se sigan dando la espalda.