Publicado: 28.09.2016 18:34 |Actualizado: 29.09.2016 19:06

Coixet: “España es un país de gente que sabe remontar las desgracias”

La cineasta ha dirigido ‘Spain in a Day’, retrato de nuestro país realizado con los vídeos grabados por sus habitantes, todos el mismo día. La película forma parte del proyecto de Ridley Scott ‘Life in a Day’, que ya se ha terminado también en Inglaterra, Italia y Japón.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Un instante de 'Spain in a day'

Un instante de 'Spain in a day', un instante en la vida

MADRID.- El 24 de octubre del año pasado España era, a pesar de la crisis, de la separación de las familias, de la enfermedad, de la trágica llegada de emigrantes jugándose la vida en pateras a punto de naufragar, de la muerte… un país bastante feliz, o mejor dicho, un país lleno de españoles felices, con muchos sueños dispuestos a cumplir, con algunos miedos, pero, sobre todo con mucho amor. Un país donde un niño intenta atrapar con sus manos un rayo de sol, desnudo, extasiado, tenaz… ofreciendo la imagen más pura y más alegórica, quizás, de todo el conjunto.

España era así o así quiso que fuera Isabel Coixet, directora de Spain in a Day, película que forma parte del proyecto que inició Ridley Scott y que consiste en retratar un país a través de los vídeos de sus habitantes grabados en un solo día.




Con una hermosa y atinada música de Alberto Iglesias y con la producción de Mediapro (Jaume Roures) y RTVE, la película, que según la propia cineasta hizo que en algún momento se sintiera ‘sepultada’ por la abundancia de material, se ha realizado con 404 vídeos de los 22.638 recibidos. De ellos se han evitado los más exhibicionistas —“el rollo postureo… pues no”—, escogiendo los que contienen algo de la esencia de esta España. Y tal es esta naturaleza que da la bienvenida a los espectadores un joven que se pega un buen batacazo desde un columpio, pero se levanta con una sonrisa en la cara.

Gran descubrimiento de la película, en España se ríe mucho. “Son las 12 de la noche del 24 de octubre, o más bien, acaba de empezar el día. Bienvenidos a Spain in a day”.
“La gente en los vídeos estaba bastante feliz, pero eso era parte también de la formulación del proyecto. Si alguien comparte un vídeo con su enfermedad, eso ya implica una actitud positiva y vital”, explica la cineasta, que añade: “Creo que España es un país de gente que sabe remontar las desgracias”.

Con cuatro preguntas

El amanecer, los diferentes momentos del día, el atardecer y la hora de volver a dormir completan un ciclo suficiente para retratar desde la naturalidad de la buena gente cómo es este país. Y ello con cuatro únicas preguntas y con la espontaneidad e imaginación de los que han enviado sus vídeos.

¿Cuál es tu sueño?
“Mi sueño es cantar pop coreano en Corea. No sé coreano, pero algún día aprenderé”.
“Que las bibliotecas sean más importantes que los bancos”.
¿Qué amas?
“Amas tantas cosas… puedes amar personas, puedes amar un oficio…”.
“Amo disfrutar de una buena taza de té acompañada de un buen libro”.
¿Qué temes?
“Temo darme cuenta un día de que no significo nada para nadie”.
“Temo que tuviéramos que huir de nuestra casa por una guerra”.
¿En qué crees?
“En Dios”. Siguiente, una niña: “Pues yo no es que no crea en Dios, estoy entre medias, así así”.
“Creo en la naturaleza y en su poder para cambiar las cosas”.

“Buscamos una estructura que diera sentido al conjunto y que le hiciera entretenido, además de reflejar lo que somos —dice Coixet—. Las señoras de Somosaguas no nos han enviado vídeos, tampoco los de las tarjetas Black, así que se han excluido por la propia naturaleza del proyecto”.

Agua, aire, fuego y tierra

El agua, la tierra, el fuego y el aire son otros ejes alrededor de los cuales se mueven los personajes de esta conmovedora historia, que da absolutamente para todo. Para mostrar la felicidad de unos padres ciegos con su bebé o para revelar la ceguera de una joven que ante el plantón que le ha dado una amiga sentencia: “Hoy es un día de mierda”. El montaje nada inocente de Spain in a Day, deja la frase en el aire mientras se ven las imágenes de un montón de niños a bordo de una patera y de unos cuantos voluntarios salvándoles.
Bebés, ancianos, jóvenes, adultos… buceadores, personas haciendo porras y churros, tortillas de patatas para todos los gustos, música y baile, sorpresas, fiestas –muchas fiestas-, cariños, abrazos, besos, amor… Una pareja, él con 102 años —“y sigo enamorado”—, ella, feliz, “eres muy cariñoso y te gustan mucho los besos”. Spain in a Day: “Que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida”.