Público
Público

Coldplay tiñe de color la noche de Bilbao

La banda británica inaugura el festival BBK Live en un concierto que hizo vibrar a 37.500 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La banda británica de rock Coldplay ha sido la encargada de liderar esta noche la jornada inaugural de la sexta edición del Bilbao BBK Live que ha hecho vibrar a las 37.500 personas que han acudido a la cita en Kobetamendi.

El cuarteto formado por Chris Martin, Jonny Buckland, Guy Berryman y Will Champion ha demostrado una vez más su profesionalidad encima de un escenario y ha hecho alarde de su habilidad para mantener en vilo a un público que desde antes de empezar ya estaba dando botes.

Los primeros acordes de Hurts like heaven han dado el pistoletazo de salida a un concierto marcado por algunos de los grandes clásicos de los británicos y la presentación de los cinco nuevos temas incluidos en el que será su próximo y quinto álbum Every teardrop is a waterfall.

Coldplay se ha asegurado la atención del público con el repaso de sus éxitos, desde su primer álbum de estudio, Parachutes, con temas como Yellow, Shiver o Everything's not lost, hasta lo que serán sus nuevos clásicos como Major minus, US against the world, Charlie Brown, singles que se han dado a conocer en sus últimos conciertos.

La banda británica y su cabecilla, Chris Martin, han evolucionado, han mezclado sonidos y estilos con el paso del tiempo, pero no han perdido su esencia. Los solos de piano no han faltado, convirtiéndose en algunos de los momentos más emocionantes del concierto.

Coldplay ha contado con una puesta en escena muy cuidada

Coldplay ha contado con una puesta en escena muy cuidada. Fuegos artificiales han marcado el principio y el final del concierto, rayos láser y destellos han atravesado el cielo a golpe de batería, globos y confeti a modo de mariposas han volado sobre las cabezas del público y juegos de imágenes en la pantalla principal del escenario han sido algunos de los detalles de este tremendo despliegue visual.

Algunos de los momentos álgidos de la noche han sido la interpretación de varios sencillos tremendamente populares como In my place, Violet Hill, The Scientist o Viva la vida, cantados con fuerza y entusiasmo gracias al derroche de energía de Martin durante todo el concierto.

La banda ha emocionado a los presentes con temas como Clocks y Fix You en los bises, que han culminado con la canción más bailable del repertorio Every Teardrop Is A Waterfall. Brazos en alto, estribillos coreados y ovaciones por el público han demostrado que Coldplay sigue conquistando.