Público
Público

"La colección de Carmen Cervera debe quedarse en España"

Directora de Bellas Artes. Hoy concluye el plazo de cesión por 11 años de las pinturas de la Colección Cervera. La solución puede anunciarse este martes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si algo se puede decir de alguien que ha tardado casi dos años desde que llegó a su cargo en conceder una entrevista a un medio es que lo que más le cuesta es hacer ruido. Lo que más sorprende del silencio con el que se protege Ángeles Albert (Madrid, 1962) es la cantidad de competencias que acarrea un puesto clave en el Ministerio de Cultura.

La primera mujer directora general de Bellas Artes y Bienes Culturales desde la creación de este gabinete hace más de 30 años, tapiza la mesa de su despacho con cientos de carpetas e informes que le mantienen ocupada en estos momentos en cerca de 300 obras de restauración de Patrimonio, en la gestión de 17 museos estatales, además de otros 64 con titularidad sobre los edificios y las obras de las colecciones.

En este tiempo le ha dado a trabajar con sordina en asuntos tan polémicos como el futuro del Museo Arqueológico; el inagotable caso Odyssey; la gestión del edificio de Tabacalera (proyecto al que se siente muy apegada); la compra por 7 millones de euros de El vino de la fiesta de San Martín de Brueghel el Viejo, para El Prado; el cierre de las cuevas de Altamira o la amenaza de desaparición del centro José Guerrero. Y ahora, la renovación del préstamo de la colección de Carmen Cervera en el Museo Thyssen, cuyo plazo concluye hoy. Todo apunta a que la solución se dará a conocer este martes en la reunión de Patronato en el Museo Thyssen-Bornemisza.

¿Mañana ya será tarde para la colección Cervera?

Las negociaciones las llevan los bufetes de abogados de cada parte. Pero puedo decir que existe toda la disposición por parte de este Ministerio y de Carmen Cervera para encontrar una fórmula. La colección debe quedarse en España.

A estas alturas de la negociación, ¿cuál es la fórmula que aceptaría el Ministerio?

Los abogados están negociando dentro del marco jurídico y del escenario presupuestario. Ella sabe el momento por el que pasa este país. Están negociando desde los criterios con los que se negoció la colección del barón Thyssen.

¿Al Ministerio le conviene la oferta de dejar la negociación a dos meses de las elecciones generales como propone ella?

Los abogados están trabajando. Yo ya expliqué que ampliar dos años es lo razonable para la vida de un museo. Los museos contratan la seguridad, el mantenimiento, el personal de atención al público Los contratos en estos momentos están hechos sin los tiempos de la cesión de la colección de Carmen Cervera. Por eso es tan importante dos años y no uno. El marco presupuestario de este país nos limita hasta el año 2013.

¿Por qué se ha llevado la negociación tan al límite?

Desde el Ministerio se ha trabajado continuamente.

¿Se decidirá antes de que acabe el fin de semana?

Los abogados dirán.

Hablando de otras colecciones privadas, ¿qué hará el Ministerio con el Museo Chillida Leku?

La ministra está en contacto con la consejera de Cultura del País Vasco, Blanca Urgell, para encontrar una solución a este museo. Estamos viendo cómo podemos ayudar, pero la solución en este tipo de colecciones privadas no es fácil. Aunque nos consta que la familia está poniendo toda la voluntad. Encontraremos una fórmula para que el Ministerio de Cultura ayude. Pero no será exclusivamente económica.

¿Puede avanzar la propuesta?

Ya ayudamos en el Esteban Vicente y al José Guerrero, con aportaciones económicas muy generosas. Pero el Ministerio solo no puede con todo, necesita la colaboración de las administraciones locales y autonómicas, la aportación privada. Estamos esperando que la Comunidad Autónoma del País Vasco nos diga cómo podemos ayudarles.

La ex conservadora jefe del Pompidou de París aseguraba a este periódico que la edad dorada de los museos se ha terminado debido a los recortes económicos. ¿Usted coincide con este análisis?

No es que los museos estén en crisis, lo que hay que evaluar es si la creación de nuevos museos está en crisis.

¿Es un problema abrir museos?

Sin ninguna duda la apertura de nuevos museos es un problema. La tradición de crecimiento de museos debe parar. No creo que crear nuevos museos sea lo que haya que hacer ahora. Los años dorados de los museos no dependen de los recursos que desde la Administración central se pueden ofrecer. Además, no está nada mal y ya era hora que entendiéramos que la cultura se tiene que gestionar con una alianza privada. Si en la época dorada de los museos, se nutrían exclusivamente de los fondos estatales, hoy hay que repensar estructuras más participativas.

¿Cuál es el peligro de la entrada de capital privado en los museos, puede perderse el rumbo del objetivo público?

Si tenemos planes estratégicos que aclaren cuál es el papel del capital privado, las líneas de actuación o las actividades, no habrá ningún problema. Si no tenemos esa arquitectura de proyecto que da respuesta a una demanda social, vamos mal. Pero si lo tenemos claro no habrá riesgo, porque la aportación privada se encajará en el marco de estas prioridades estratégicas. En España no puede darse la privatización de los museos, en otros países sí.

¿Qué le parece la creación de la Ciudad de la Cultura en Santiago de Compostela?

Debo reconocer que todavía no la he ido a visitar. Las últimas veces que pasé por allí fue a ver la restauración del Pórtico de la Gloria, precisamente en un acuerdo con la Fundación Barrié de la Maza que es quien paga los trabajos de restauración a cambio de visibilidad como empresa.

¿Cuál es el problema de este proyecto?

El problema de la Ciudad de la Cultura es que hay que planificar cómo al día siguiente de la inauguración vas a poder mantener operativa la instalación, su actividad cultural, su relación con el entorno local, nacional e internacional. Cuando un proyecto tiene todos esos objetivos establecidos, y con pautas de financiación pública y privada, es más difícil que ocurra la falta de contenidos. La alarma salta cuando se crece mucho sin tener todas las capacidades totalmente garantizadas.

¿Les preocupa que este museo acabe con el resto de cultura en Galicia?

A todos nos preocupa cómo esa mega infraestructura cultural convivirá con otras infraestructuras culturales gallegas, con una actividad cultural diaria. En el Ministerio no se nos ocurriría un nuevo museo como la Ciudad de la Cultura. Sólo los hemos renovado. No queremos tener infraestructuras culturales cerradas al público.

A unos días del inicio de ARCO, vuelve a notarse la falta de tradición coleccionista de este país, ¿hay planes en Cultura para cambiar esta carencia?

En España faltan coleccionistas. Socialmente, el coleccionismo no es reconocido. Pero estamos trabajando en conseguir un coleccionismo estable y saludable. Con formación y con educación, desde el colegio. Evidentemente, también con ayudas y fomento dentro de las modificaciones a la Ley de Mecenazgo, para que haya una mejoría en la propuesta, aunque no sea el momento ideal. Se ha preparado una propuesta a Hacienda para que se valoren las mejorías.

Podría ser el mejor de los momentos. Si los mecenas tuvieran más ventajas fiscales quizás habrían financiado con el Estado los 7 millones de euros que pagó a solas por el extraordinario Brueghel el Viejo' de El Prado.

Bueno, en aquella operación de adquisición, que tan bien negoció El Prado, existía la posibilidad de asumir ese dinero. Las gestiones con esos patrocinadores podrían haberse dado, pero se darán en otros casos igualmente.

¿Qué propuesta ha hecho Cultura a Hacienda para esas rebajas fiscales a favor de los mecenas?

Acabamos de presentar el documento y ahora negociamos. No puedo decir más. Cultura quiere que sean unas exenciones muy altas y este documento lleva propuestas del Museo Reina Sofía, el Prado, teatro, danza, todas las disciplinas, porque nuestras expectativas son muchas y nuestras peticiones muy amplias.

¿El modelo que se pide es más cercano al estadounidense con una exención total o europeo, con menos ventajas?

Estamos en un contexto europeo y un momento económico: hay que tener claro lo que el país puede permitirse. De cualquier manera, se han planteado modificaciones parciales de la ley en vigor. Nos gustaría que estas reformas de la ley estuvieran aprobadas lo antes posible.

¿De quién será la decisión final de igualar el IVA de la venta de arte aquí al resto de países?

Es una directiva europea, pero presentaremos una propuesta como España para aclarar los márgenes de aplicación de IVA que tienen otros países. Es difícil que Europa rectifique, pero es verdad que hay países que aplican un IVA u otro.

¿En qué consiste el Plan de apoyo a las Artes Visuales?

Un documento sobre apoyo a las artes visuales. Hablamos con las comunidades autónomas para ver qué aportaciones harán. Mi meta es tenerlo cerrado para junio y poder presentarlo en el Consejo de Ministros. Será la primera estrategia nacional que haya como Plan de apoyo a las Artes Visuales, en el que habrá medidas de reducción fiscal, creación de órganos como el Consejo de las Artes Visuales.