Público
Público

Una comedia literaria para descargar la rabia

Siri Hustvedt presenta El verano sin hombres', una novela feminista en la que juega con el dolor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La protagonista de El verano sin hombres es Mia Fredricksen, una poeta pelirroja de 55 años que tiene una hija que es actriz, y que lleva casada más de tres décadas con un científico brillante que la abandona por una mujer más joven. 'Mia no soy yo, ella es pelirroja y con grandes tetas. A ver: todo es autobiográfico y no lo es, pero esa no es mi vida', aseguraba ayer por la mañana Siri Hustvedt, autora de esta novela editada en castellano por Anagrama, y en catalán por Empúries.

Aunque lamenta que siempre hay quien busca paralelismos entre su vida y sus historias de ficción, lo de ser la esposa de Paul Auster lo lleva con humorseguramente ayuda que en Estados Unidos ella vende muchos más libros que el autor de Brooklyn Follies.

Hustvedt dice que se lo ha pasado muy bien escribiendo esta 'comedia feminista', en la que ha dado rienda suelta a una especie de rabia contra todos los que quieren que la mujer siga siendo considerada como el sexo débil. Por ello, en El verano sin hombres, se encuentran mujeres de distintas generaciones, cada una con sus particulares dosis de dolor y sus 'divertimentos secretos'.

El rechazo a la paranoia, la relación con la muerte, las reflexiones sobre el sexo, la crueldad adolescente, la poesía, las referencias cinematográficas y las literarias (la autora defiende a ultranza a Jane Austen) son los ingredientes de este verano narrado por Mia. Un verano que empieza con una frase muy prometedora: 'Poco tiempo después de que él dijera la palabra pausa me volví loca y tuvieron que ingresarme'.