Público
Público

Cosas de casa

El vencedor de la gala de los Goya fue Álex de la Iglesia; la gran derrotada, González-Sinde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vencedor de la gala de los Goya fue Álex de la Iglesia; la gran derrotada, González-Sinde. En un puñado de meses, De La Iglesia ha sido capaz de hacer lo que durante el reinado de la anterior presidenta se antojaba una utopía: reunir a la gran familia del cine español. De entre todos los galardones, descolla el otorgado a 3 días con la familia, de Mar Coll, como mejor directora novel. Por una cuestión geopolítica, pues la Academia suele ser algo estrábica, un poco a lo Fernando Trueba, cuando se trata de valorar el cine periférico (este año, sin ir más lejos, han dejado fuera de las quinielas 25 kilates, de Patxi Azmecua).

Pero también es una cuestión económica: en cada uno de los discursos de los que mueven la cosa del dinero se hacía referencia al apoyo de las cadenas de televisión privadas (otras triunfadoras de la noche) a la hora de financiar el cine español. Las privadas, ya se sabe, salvo en honrosas excepciones, quieren espectadores, no arte. 3 días con la familia es, por lo tanto, poco atractiva: no cuenta con estrellas televisivas ni chicas Almodóvar, ni con dinero para grandes campañas o reconstrucciones alejandrinas. Tiene, eso sí, el entusiasmo de los que recién licenciados de la escuela de cine de la ESCAC se embarcan en una aventura inciática; con un equipo en el que la persona mayor tenía 31 años.

En pleno debate sobre el sentido de las subvenciones, proyectos de la ESCAC como el de Mar Coll, o la anterior y estupenda Lo mejor de mí, de Roser Aguilar, deberían tener más derecho a ser apoyadas que las películas que arrasaron en esta edición, porque son fundamentales para formar a los profesionales que después acaban nutriendo a éxitos como El orfanato o Spanish Movie, capaces de defenderse solitas en taquilla.