Público
Público

El CSIC insiste en el cierre de Altamira

"El umbral de riesgo está superado", dice su vicepresidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha respondido al grupo de expertos designado por el Patronato de Altamira en junio que la cueva, Patrimonio de la Humanidad, debe seguir cerrada al público. Así lo confirmó ayer a Público el vicepresidente de la institución, Juan José Damborenea, que indicó que este análisis 'sigue la misma línea que el informe que se entregó el año pasado'.

'El umbral de riesgo está superado, puesto que ya hay colonias de bacterias. Todo lo que venga a partir de ahí es aumentar la enfermedad del paciente. Si se abre, el deterioro puede aumentar a tal velocidad que en un corto plazo de tiempo ya no necesitemos estar hablando de este tema porque no habrá nada que conservar', explicó Juan José Damborenea.

Esta es la segunda vez en un año que el CSIC alerta sobre el peligro de abrir la cueva. 'En realidad no es un informe', matizó ayer José Antonio Lasheras, director del Museo de Altamira, 'sino una respuesta al cuestionario del grupo de expertos. Y esta respuesta remite en todo momento al último informe, que estaba muy claro'. El grupo de expertos fue designado por el Patronato de Altamira en junio para estudia la posibilidad de establecer un régimen controlado de visitas a la cueva cántabra, siempre que se garantice la sostenibilidad de las milenarias pinturas que alberga.

'Nosotros no podemos definir un régimen de visitas, porque no existe el método para decir si dos o diez', subrayó el vicepresidente del CSIC, que a continuación alertó de que la situación es muy delicada: 'Los investigadores que han hecho el informe se han dado cuenta de que existe un crecimiento de bacterias latente muy lineal. Van creciendo sin síntomas, pero se disparan en un momento determinado y en poco tiempo se pueden detectar a la vista. Es como los champiñones: brotan de repente'.

Damborenea hizo hincapié en la necesidad de continuar con la investigación: 'El CSIC quiere continuar con la investigación para que la cueva pueda ser visitada en un futuro a medio plazo por muchas personas. Mientras ha estado cerrada, la cueva ha mejorado, no ha aumentado su deterioro. Creemos que la investigación es la respuesta a los problemas'.

Asimismo, valoró positivamente que se trabaje en esa línea de forma más ambiciosa: 'En ningún caso queremos montarnos un cortijo en Altamira, como se ha dicho. Estamos abiertos a que se impliquen otros grupos de investigación, también internacioles, pluridisciplinar, con expertos de otras áreas. Todo puede ayudar para que las pinturas puedan ser visitadas en el futuro'.

La claridad del mensaje del CSIC contrasta con la actitud del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que desde el inicio del porceso ha declarado que luchará por la apertura 'con uñas y dientes'. Ayer volvió a recordar que Barack Obama quiere visitarla: 'No hay dinero ni publicidad en el mundo que pueda compararse con eso', afirmó.

Por su parte, el líder del PP en la comunidad, Ignacio Diego, afirmó que la obligación de cualquier político es atender las recomendaciones de los técnicos: 'Si los técnicos estiman que, en función de las circunstancias que se dan, es necesario mantener por más tiempo el cierre cautelar de las visitas de la cueva, no le queda otra obligación al político que atender a esas recomendaciones'.

El Patronato de Altamira, que tiene planeado reunirse antes del 23 de diciembre, escuchará la propuesta del grupo de expertos y decidirá el futuro de una cueva que da cobijo a un tesoro artístico milenario.