Público
Público

Damien Hirst se sale con la suya

El artista rompe en el primer día de subasta todos los pronósticos de venta. Las 56 obras se vendieron por 88,8 millones de euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras ocho meses de preparativos arrancó este lunes en la sede central de Sotheby´s, en  Londres, la primera sesión de la subasta en exclusiva de nuevas obras de Damien Hirst, un total de 56 lotes firmados en 2008. La expectación surtió efecto y el importe total de venta de estas obras ascendió hasta los 88,8 millones de euros. Esta cifra se ha acercado mucho a la estimación mínima de ventas que tenía Sotheby´s para el total de las tres sesiones.

La firma británica impuso un estricto control en la puerta para que sólo los visitantes con invitación accedieran al interior del recinto, en Bond Street. Hay quien incluso pagó por seguir en directo el espectáculo, para el que se habilitaron tres salas de las 13 galerías donde todavía se exhiben las 223 piezas que el artista saca al mercado sin el amparo de sus galeristas y marchantes habituales.

Emulando a Hirst, aunque a una escala microscópica, algún astuto comerciante ofreció su invitación al mejor postor en Ebay. En el mismo portal de Internet se ofertaba ayer por 90 libras (unos 110 euros) un catálogo de Beautiful inside me head forever, título global de la subasta que hoy se centra en los restantes 167 trabajos de nueva creación. Sotheby´s vende ejemplares de la misma publicación por 50 libras (unos 60 euros). La hirstmanía es ya un hecho.

'No hay un coleccionista típico de Hirst. Atrae a gente con diferentes gustos e intereses', asegura Cheyenne Westphall, presidenta en arte contemporáneo en la división europea de Sotheby´s. La casa de subastas eligió con mucho cuidado las piezas que trasladó al extranjero antes de montar en Londres la gran exposición de Hirst, con las 223 obras en venta. A Nueva Delhi, por ejemplo, no viajó la anticipada estrella de la velada de ayer, The Golden Calf, un toro pardo con cuernos, pezuñas y diadema dorados, disecado y encerrado en un tanque de formol, para no herir la sensibilidad religiosa de los potenciales clientes indios.

The Golden Calf se vendió anoche por 13 millones de euros, dentro de la estimación máxima. Otro característico trabajo en formol, The Kingdom, con un tiburón tigre flotando en una pecera, salió por 12 millones de euros, frente a las valoraciones iniciales de entre 5 y 7 millones de euros. Una composición similar, con una solitaria oveja negra, Black sheep with the golden horn, se quedó dentro del valor estimado, con una puja final de 3,3 millones de euros. 

Damien Hirst ha defendido su nueva estrategia comercial como 'un acto democrático'. En una subasta pública sólo cuenta el postor más fuerte, no las influencias ni la relación de un posible cliente con la galería. 'Es una forma democrática de vender arte', corrobora Westphall. 'Sotheby´s actúa como un imán y los nuevos clientes, que no tienen acceso a la obra de Hirst o que están en la lista de espera de sus marchantes, tienen ahora la oportunidad de pujar por sus trabajos. Estamos ampliando el mercado, sin que suponga el fin de las galerías', defiende la responsable de Sotheby´s.