Público
Público

"La danza pasa por un momento muy difícil"

Teresa Nieto, coreógrafa, acaba de estrenar la obra 'Tacita a tacita'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Teresa Nieto lleva 30 años dedicada a la danza contemporánea, 20 de ellos al frente de su propia compañía. Todavía con la resaca del éxito del estreno en el Festival Madrid en Danza de su último espectáculo, Tacita a tacita, la coreógrafa, maestra de Rocío Molina, nueva premio Nacional de Danza, se confiesa feliz por el recibimiento del espectáculo, pero preocupada por la situación de su disciplina.

04¿Cómo se trabaja en un proyecto así sabiendo que quizás no se vuelva a representar?

Con intensidad, miedos e inseguridades. Pero sabía que mi instinto no me engañaba, que iba a ser una bomba. Contar con todas las personas con las que he contado lo hacía irrepetible, no puede realizarse un proyecto así sin el apoyo de un festival como en este caso Madrid en Danza. He tenido dificultades para programar mis espectáculos en teatros grandes. La situación es muy difícil y estos teatros programan compañías extranjeras o de flamenco, pero con una compañía española de danza contemporánea no se arriesgan.

03Veinte años después, ¿cuál es problema de la danza contemporánea?

En Madrid sigue programándose sólo en salas alternativas. Llevo años luchando por elevar el formato de mis producciones, porque para contar lo que quiero y como quiero necesito condiciones para una buena iluminación, un sonido de calidad y un espacio adecuado a mis escenografías. Las salas alternativas no tienen estas condiciones. No puedo actuar por la recaudación de taquilla. Además, he luchado por unas condiciones dignas para mis bailarines, porque estén dados de alta en la Seguridad Social, no puedo pagarles 50 euros la actuación. Hay recortes, los ayuntamientos no tienen dinero, es un momento difícil.

02Con este panorama, ¿le preocupa la continuidad de su trabajo?

Bueno, los que fuimos pioneros y seguimos después de 30 años sabíamos que era muy difícil. Estamos acostumbrados a trabajar duro. No somos sólo coreógrafos, también somos empresarios y lavamos el vestuario en nuestras lavadoras. Para 2011, de momento, sólo hay una actuación, en abril. Quizá pida subvención para una pieza corta, sobre todo para mantener a mi equipo. Hay que resistir.

01¿Se ha planteado dejar la danza?

Sí, claro. De hecho, la he dejado muchas veces. Primero por motivos personales, por mi pareja y para cuidar a mis hijas. Luego, cuando acabó la compañía Bocanada y me quedé perdida en el abismo. Otra vez porque me arruiné.