Público
Público

Televisión David Lynch: "El mundo de 'Twin Peaks' tiene aperturas a otros mundos"

El cineasta habla de lo que supone el regreso de la enigmática serie de los 90. Será a partir del 22 de mayo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cartel promocional de 'Twin Peaks'.

Los sueños y oscuros enigmas de Twin Peaks, una de las series más influyentes y admiradas de la historia de la televisión, vuelve 25 años después. "Eché de menos a todos los personajes. Y también el mundo de Twin Peaks (...) Es un mundo con aperturas a otros mundos", dice su creador, David Lynch.

"Es un mundo especial con gente especial", explicó el cineasta David Lynch en un encuentro reducido con los medios al que asistió Efe ante el regreso del universo tan misterioso como cautivador de Twin Peaks.

"Es como si tienes unos primos que no has visto durante un tiempo y ves que es posible conducir a donde viven y pasar un tiempo con ellos", añadió sobre el regreso de Twin Peaks, que desvelará su tercera temporada a partir del 22 de mayo en Movistar+.

Siguiendo la famosa promesa del personaje de Laura Palmer (Sheryl Lee), que dijo al Agente Cooper (Kyle MacLachlan ) "te veré de nuevo en 25 años", Twin Peaks retornará rodeada de una expectación tal que sus dos primeros episodios se estrenarán en el Festival de Cine de Cannes.

La tercera entrega de Twin Peaks, tras las dos temporadas televisivas de 1990 y 1991 y la precuela en forma de filme Twin Peaks: Fire Walk with Me (1992), contará con actores del reparto original como MacLachlan y Lee y fichajes como Naomi Watts, Monica Bellucci o Laura Dern hasta completar los más de 200 intérpretes del elenco.

Con este contexto, Lynch recibió a los periodistas en el legendario hotel Chateau Marmont de Los Ángeles, donde con aire elegante y café en mano esquivó con estilo irónico y frases brevísimas las primeras preguntas sobre la serie.

¿Cómo se siente al estar de vuelta con Twin Peaks? "Muy bien", respondió. ¿Y cómo es trabajar con su antiguo reparto? "He vuelto con la familia, sí. Realmente bien", remató sin mayores piruetas.

Cuando comenzó a dejar de lado la timidez ante los periodistas, Lynch reflexionó con detenimiento y mesura, a veces cerrando los ojos como si se fuera a sumergir en un sueño en cualquier momento, acerca del aura mágica que envuelve a Twin Peaks.

"No pienso realmente en eso (la influencia de la serie). Solo amo el mundo de Twin Peaks y me pareció adecuado regresar ahí", dijo. "Lidias con las expectativas haciéndolo lo mejor que puedes (...). He dicho esto con anterioridad, pero hay una expresión: 'El hombre solo tiene control sobre la acción, nunca sobre los frutos de la acción'. Y eso es realmente cierto en el cine", expresó.

Tras asegurar que no se le permitía adelantar nada de la trama de los nuevos capítulos (sí se sabe que tienen lugar 25 años después de los acontecimientos de las dos primeras temporadas), Lynch apuntó que es "importante" para los fans conocer los episodios originales de Twin Peaks de cara a las nuevas historias, pero matizó que "si no han visto nada, también está bien".

"Los espectadores son detectives: reflexionan, se hacen preguntas y de alguna manera encuentran el sentido", afirmó el realizador de Mulholland Drive (2001) y El hombre elefante (1980).

Los secretos de Lynch

Además, el director señaló que siempre pensó en Twin Peaks como "una película en televisión", algo todavía más cierto, en su opinión, en la era dorada de la pequeña pantalla y de las producciones de televisión por cable.

Lynch compartió con los periodistas algunos secretos a la hora de crear el inquietante y onírico clima de Twin Peaks, como su trabajo, de nuevo, junto al compositor Angelo Badalamenti para unir la sensibilidad de las imágenes y la banda sonora, que fue uno de los elementos que más contribuyeron a la particular atmósfera de la serie original.

"Hablo con Angelo, le doy algo para pensar y toca sobre eso. Y si no casa con lo que tengo en mente, le doy diferentes palabras y él toca sobre ellas", indicó.

Peculiar hasta en los hábitos más cotidianos de la vida diaria (explicó que durante semanas come exactamente lo mismo hasta que un buen día decide cambiar su menú), Lynch detalló también por qué considera a Hollywood como su "hogar".

"Hollywood y Los Ángeles son unos sitios hermosos. Y me encantaron desde el momento en que los viví (por primera vez). Llegué por la noche y a la mañana siguiente me desperté, salí y la luz del sol me impresionó completamente. Era el verano de 1970 y nunca he experimentado una luz tan fantástica, que me dio un sentimiento de felicidad y de libertad", afirmó.