Público
Público

"La derecha ha secuestrado el lenguaje"

La activista y vicepresidenta de Attac (Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Acción Ciudadana) presenta un nuevo libro: El pensamiento secuestrado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Biblia como discurso político. Así funciona la Administración Bush. Resultado: los norteamericanos están aturdidos por ese opio llamado religión. En resumen, este es núcleo principal de El pensamiento secuestrado (Icaria), el nuevo libro de la activista y vicepresidenta de Attac (Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Acción Ciudadana), Susan George.

Tras lanzar un mensaje catastrofista sobre las consecuencias de la globalización económica en el demoledor Informe Lugano (2001), ahora se centra en cómo el fundamentalismo religioso ha inoculado en la política norteamericana y está mermando una sociedad que nació como adalid de las libertades y los derechos civiles.

Y es que 'EEUU es un país que ha perdido la memoria, sí, pero esto ha sucedido en los últimos años. En los 60 había una conciencia social, una lucha por los derechos, manifestaciones contra el patriarcado. Ahora esto ha desaparecido'.

¿Por qué? La pensadora ofrece varias razones. Por un lado, 'la derecha ha secuestrado el lenguaje de la izquierda. Sus lobbies, sus organizaciones siempre utilizan palabras como Libertad, Democracia. Incluso hay una Asociación de Mujeres Independientes que lo que defienden es la sumisión de la mujer. La sociedad todavía no se ha dado cuenta de esto', afirma.

Por otro lado, 'la moralidad fundamentalista ha llegado incluso a las escuelas, donde hoy ya no se enseña a pensar de forma crítica. De ahí que triunfen teorías como el creacionismo o el diseño inteligente. ¡Ni siquiera se enseña astronomía!

Neocons de exportación

Pero, el hecho de que los neocon -los políticos que han llevado las cuestiones religiosas exacerbadas a la política- hayan tomado EEUU no es lo más grave. Para George, lo peor es que 'este pensamiento es totalmente exportable, eso sí, con matices culturales según cada país.

Pero, es evidente que hoy, si la derecha se ha escorado a la extrema derecha, la socialdemocracia se ha arrimado al centro-derecha'. ¿Qué puede hacer la izquierda? 'Defender de una vez las ideas y entender a filósofos como Gramsci, el teórico de los cambios culturales. No caer tanto en esas ideas del determinismo histórico'. De una izquierda desfasada.