Público
Público

Las descargas mitigan la caída de venta de la música

El negocio musical vuelve a perder un 10% de su facturación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No son buenos tiempos para la industria musical española. Sus ingresos cayeron en 2011 un 10,7%, encadenando una década de bajadas. Sólo el incremento de las descargas digitales, que ya suponen un tercio del total del negocio, compensan algo la sangría. Promusicae, que culpa a las descargas no autorizadas, no cree que el sector musical recupere las cifras de principios de siglo.

Un informe publicado ayer por Promusicae, entidad que engloba a las principales discográficas, revela que los españoles se gastaron 148,6 millones de euros en comprar música durante el pasado 2011. Eso supone algo más de un 10% menos que el año anterior. Muy lejos quedan los más de 600 millones de euros que facturaba la industria musical en 2000, meses después de que apareciera Napster y lo pusiera todo patas arriba. Las ventas de discos bajaron hasta los 102 millones de euros. Por ejemplo, se vendieron 2,5 millones de CD (la partida más importante) menos que en 2010.

Para Promusicae, la única buena noticia es el aumento de las ventas procedentes de las descargas digitales (internet y móviles) y, en particular los ingresos por la música en streaming, que casi se duplican. En total, el mercado digital aportó 46,3 millones de euros. En conjunto, las descargas ya suponen el 31,2% del total, creciendo ocho puntos respecto al año anterior.

El presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, no cree que el aumento del mercado digital vaya a suplir las pérdidas del físico hasta recuperar aquellos 600 millones del 2000. 'La pérdida de valor hace que esos recursos del público se vayan a otros gastos. Es evidente que, en un entorno regulado, el mercado digital crecerá y permitirá recuperar parte de la pérdida, pero no será posible llegar a esos niveles de ingresos', dice Guisasola, que consideró ayer que 'a estas alturas, nadie con conocimiento nos puede seguir acusando de no haber hecho los deberes digitales. La industria ha hecho una firme apuesta por las tiendas online y el modelo está plenamente consolidado. Un mercado digital legal es posible en España. Sin embargo, ahora es preciso protegerlo para que este esperanzador dato se afiance y nos confirme como un país moderno y acorde a la Europa a la que pertenecemos'.

De entre la crisis económica, la transición de lo analógico a lo digital, la competencia con otros entretenimientos o las descargas no autorizadas, Guisasola señala a estas últimas como la causa fundamental del descenso de las ventas del negocio musical.

Por otro lado, la lista de artistas más vendidos del año pasado la encabeza Pablo Alborán con 120.000 copias de su debut, y Sergio Dalma con Vía Dalma (triple platino) y Vía Dalma II, doble platino con más de 80.000 unidades vendidas.