Público
Público

Un detenido por atacar la Fuente del Moro y la Fontana de Trevi

Un turista estadounidense, arrestado el domingo por robar material del Coliseo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un italiano de 52 años ha sido detenido este lunes por los carabineros acusado de haber atacado los emblemáticos monumentos la Fuente del Moro, en la plaza Navona, y la Fontana de Trevi, según ha confirmado Dino Gasperini, concejal de Políticas Culturales y de Centro Histórico del Ayuntamiento de la capital italiana.

Los ataques a las fuentes tuvieron lugar durante el fin de semana, cuando el hombre franqueó primero la valla de la fuente del Moro y golpeó con un adoquín una de las estatuas del monumento que representa un Tritón, monstruo mitológico marino.

Por suerte para el patrimonio cultural la ciudad, tanto el tritón dañado como el resto de máscaras ornamentales que componen la fuente del Moro, son copias. Los originales se encuentran repartidas por la Villa Borghese, uno de los parques más grandes y nobles de Roma.

Posteriormente, la misma persona se dirigió a la Fontana de Trevi, a la que arrojó un adoquín sin que se produjeran daños relevantes.

El detenido, que se ha declarado culpable y responsable de los dos ataques, ha justificado su comportamiento al decir que 'quería llamar la atención por los problemas personales' que habría tenido a raíz de 'asuntos con la magistratura'. Poco después ha asegurado 'haberse sentido sorprendido cuando ningún transeúnte le detuvo' y le permitió golpear diez veces el monumento.

El concejal Gasperini ha estimado que la fuente podrá estar reparada en 'aproximadamente 15 días', ya que las piezas rotas encajan a la perfección con la escultura, pero la restauración costará 'varios millares de euros'.

El máximo responsable cultural del ayuntamiento de Roma ha asegurado que el consistorio 'se presentaría como parte civil' en el proceso contra el atacante, 'que se le haría pagar todos los daños y que se exigiría la máxima pena prevista por la ley'.

Al ataque a la fuente del Moro y a la Fontana de Trevi se suma un incidente en el Coliseo, en cuyas inmediaciones el pasado domingo fue detenido un turista estadounidense con material de este monumento.

Los ataques han llevado a las autoridades comunales a redoblar la seguridad en plazas y monumentos emblemáticos de la ciudad: el Coliseo será vigilado por otras 60 cámaras más, que se sumarán a las 20 ya existentes, mientras por toda la capital se distribuirán otras 1.200.