Público
Público

"Si te dicen que algo no es posible, tienes que reinventarte un futuro"

El cineasta brasileño Walter Salles rinde homenaje en 'On The Road' al libro de Kerouac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'La única forma de desarrollar una conciencia crítica es a través de la experimentación' y eso es lo que Walter Salles muestra en On The Road, con la que espera que los jóvenes se acerquen a Jack Kerouac a través de los personajes que interpretan Kristen Stewart, Garret Hedlund o Viggo Mortensen.

Una adaptación bastante literal de En la carretera, la novela de culto de la generación beat, que llega mañana a las pantallas españolas y que tardó ocho años en tomar su forma final después de que, en un primer momento, Salles trabajara en un documental sobre Kerouac.

Cinco años de trabajo después decidió convertirlo en una película sobre 'un grupo de gente joven amplificando su visión del mundo pero también sobre alguien que escribe un libro sobre lo que está pasando, sobre ese proceso', explicaba un pausado Salles a un reducido grupo de periodistas en Cannes tras presentar la película en la última edición del Festival.

Sam Riley interpreta a Jack Kerouac y compone, junto a Hedlund (Neal Cassady) y Stewart (LuAnne Henderson), el triángulo protagonista de una película en la que participan también Kirsten Dunst (Carolyn Cassady), Elisabeth Moss (Helen Hinkle), Tom Sturridge (Allen Ginsberg), Alice Braga (Bea Franco), Amy Adams (Joan Vollmer) o Viggo Mortensen (Willian S. Burroughs).

Actores que interpretan personajes reales en un momento real, el del proceso de creación de esa generación beat, la 'historia sobre la posibilidad de decir no a lo que se supone que debes ser y desarrollar una conciencia crítica', explica Salles. En la sociedad actual, reflexiona el realizador, 'es muy fácil vivir la impresión de que has estado en lugares en los que no has estado'.

'Te puedes sentar en tu sofá y ver un documental sobre la Patagonia, pero si no has estado allí no puedes sentir la soledad del lugar, no puedes sentirte increíblemente pequeño, no puedes conocer el frío y la aridez del viento... no podrás cambiar si solo experimentas las cosas virtualmente'. Esa experimentación, esas ganas de libertad, fue lo que caracterizó principalmente a Kerouac y a todos los que compusieron esa generación y eso es lo que Salles ha querido transmitir con una película con la que rinde homenaje a un libro que le marcó profundamente cuando lo leyó por primera vez a los 18 años.

'Lo leí durante el régimen militar en Brasil, cuando había censura en la prensa y en todas las formas del arte, pero sobre todo censura de las mentes. No se nos permitía hacer nada y el libro era totalmente opuesto a ese ambiente'. 'Espero que el filme suponga para los jóvenes espectadores un deseo para regresar al texto original y que descubran a Kerouac y se enamoren de la búsqueda de libertad de esa generación. Espero que también se den cuenta de que incluso cuando alguien te dice que algo no es posible, tienes que ser capaz de reinventarte un nuevo futuro'.


 

Algo que ya está pasando con movimientos como el de la primavera árabe o el de los indignados en España, 'en los que la gente ha utilizado las redes sociales, pero no se ha quedado en casa, ha ido físicamente a un lugar y tratado realmente de cambiar las cosas'. Una forma de vida que interiorizaron los actores de la película, como el estadounidense Viggo Mortensen que habla de emociones, experiencias y sentimientos vestido con una camiseta de la selección danesa de fútbol y recordando su pequeña participación en el filme.

'Burroughs empezó a cambiar palabras, la gramática y a inventarse palabras, después de aprender la reglas muy bien, tenía una extensa formación académica y Kerouac también', según Mortensen. Rompieron conscientemente las reglas de la escritura y todas las demás. 'Hay cosas que pasan a una cierta edad, no a todo el mundo, pero sí a algunas personas, que les hacen reinterpretar las cosas. Ocurrió en la época de Romeo y Julieta, en la de Kerouac, en la actualidad'.

De ahí que considere que On The Road sigue vigente en la actualidad, pese a que vivamos en 'una época de conformismo, de conservadurismo'. 'No es por accidente el que haya movimientos de resistencia, aunque sean pequeños, hay un malestar general, en Madrid, China, Estados Unidos... incluso en lugares en los que la gente está más satisfecha con sus gobiernos'.