Publicado: 15.10.2016 17:32 |Actualizado: 15.10.2016 17:32

Diego Cañamero: "Si no tienes la ética metida hasta el tuétano el sistema te corroe"

Pablo Iglesias entrevista a Diego Cañamero, sindicalista y diputado de Unidos Podemos. El programa completo se emitirá este domingo en 'Otra Vuelta de Tuerka', a las 22.00 horas en Público TV.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Pablo Iglesias entrevista a Diego Cañamero, en 'Otra Vuelta de Tuerka'

Pablo Iglesias entrevista a Diego Cañamero, en 'Otra Vuelta de Tuerka'

MADRID.- A Diego Cañamero (Campillos, Málaga, 1956) la rebeldía le viene en la sangre. Su madre, Joaquina del Valle, hija de los derrotados de la guerra (a los 11 años se quedó sóla, habían fusilado y encarcelado a toda su familia), se lo inculcó desde niño.

"Mi madre era rebelde contra las causas injustas", recuerda Diego en Otra Vuelta de Tuerka. "Escuchaba La Pirenaica en el cortijo y nunca le dio un favor a la, entonces temida, Guardia Civil". Fue precisamente un enfrentamiento de Joaquina con el señorito del cortijo donde trabajaba lo que llevó a toda la familia a trasladarse a El Coronil.



Diego padeció las humillaciones de los señoritos desde que empezara a trabajar como "espantapájaros" en los arrozales con 8 años. "Yo Los santos inocentes los he vivido", cuenta Cañamero en referencia a la película de Mario Camus basada en la novela de Miguel Delibes. "Yo he estado con 7 años en enero recogiéndole los pájaros que cazaban a los señoritos. Como si fuera un perro", le explica a Pablo Iglesias durante la entrevista. "Luego ellos se ponían a comer, y nosotros, a unos metros, mirábamos".

La Guardia Civil tampoco les daba tregua. Ante la imposibilidad de alimentar a sus familias, muchos jornaleros se veían obligados a "rebuscar" para sobrevivir. La primera vez que Cañamero fue detenido, fue precisamente por rebuscar aceituna. "Me reventaron un tímpano. Me decían político, comunista, revolucionario. Yo no entendía nada. Sólo estaba rebuscando", recuerda entre risas Cañamero.

De esa indignación ante las injusticias que sufrían los suyos, surge la motivación que le lleva a constituir el SOC (Sindicato de Obreros del Campo) en El Coronil. Hasta llegar al SAT. El Sindicato Andaluz de Trabajadores es el más multado y perseguido de Europa, "nos han multado hasta por no hacer una manifestación", dice con sarcasmo Cañamero.

Sus años de alcalde en El Coronil le enseñaron a usar los mecanismos administrativos en beneficio de la gente. Tal y como cuenta durante la entrevista, recalificaban suelo rural para convertirlo en urbano y construir viviendas baratas para la gente. Demostrando que gobernar para la mayoría es, muchas veces, una cuestión de voluntad política.

Sobre su condición de diputado actual reconoce sentirse "un poco raro", pero señala que no hay que "desclasarse" ni olvidarse de "dignificar la vida política" y advierte que si se quieren cambiar las cosas "hay que contar con la gente".