Público
Público

Diez discos para recordar (o para olvidar) este 2016

De Metallica a PJ Harvey. Una lista navideña en la que recopilamos un puñado de buenos deseos y canciones para no perderse en la vorágine de publicaciones que han visto la luz en este año que ya termina. 

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4
Comentarios:

Las listas proliferan en estos últimos días del año. Las musicales, sobre todo, sirven para componer nuestro album de recuerdos asociacios a canciones que se van con el viejo año /IMPOSE MAGAZINE

MADRID.— Este 2016 que está a punto de despedirse pasará a la historia como el año en que quedamos huérfanos de grandes iconos como David Bowie, Leonard Cohen, Juan Gabriel o George Michael. Así va a quedar ahí grabado en la historia de la música de este siglo. Para superar las pérdidas, recordar lo bueno y quemar lo malo de estos 365 días, para brindar después de las uvas o simplemente para tener una lista más de esas que tanto nos gusta hacer con buenos propósitos y viejos vicios, sobre todo a principios de año, aquí va una posible banda sonora para recibir al año nuevo, si se quiere, autodestruyendo el que se queda viejo. 

...Y se puede hacer al más puro estilo de los Metallica de siempre. Para eso el nuevo disco de la mítica banda californiana, Hardwired... To Self-Destruct (Universal) llega para quemar las naves tras ocho años de sequía al más puro estilo al que fueron fieles en sus mejores años Ulrich, Hetfield y los suyos. 

Ellos lo gritan y finalmente lo han conseguido: Tipo D ya es un hit. Dardos punzantes contra una actualidad que arrasa, bajo unas bases melódicas de teclado y guitarras estridentes es lo que proponen León Benavente. Su disco, 2 (Warner Music), como su propio nombre indica, viene a superar —y no lo tuvo nada fácil— el gran éxito del primero, con el que ya dejaron claro que son algo más que parte de la banda con la que se deja ver Nacho Vegas en los directos.

Y siguiendo en la línea del indie patrio, un clásico, un expirata nos ofrece, en este viejo año, su Casa (Warner). Iván Ferreiro es ese artista que personaliza los grandes problemas de la humanidad en canciones de amor ombliguista con un color propio. Solo así se explica que temas como Extrema pobreza lleguen a sacudir las conciencias de los jóvenes desenamorados. 

En el apartados de clásicos que publicaron su último disco este 2016 está David Bowie. Blackstar (Sony Music) fue el trabajo que se anticipó a la muerte del alter ego de Ziggy Stardust, a quien muchos aseguran haber visto en algún rincón oculto, cerca de una space oddity entonando inquietantes atmósferas con los ojos tapados, como las que nos dejó, de regalo, para trascender en la tierra.

De Leonard Cohen ya se ha dicho casi todo. Le dedicamos un último hallelujah que sonaba a una conjunción pluscuanperfecta entre Buckley y Morente para despedir al maestro de la voz grave y rota que se despidió del mundo antes de dejarlo. De la primera, de su amor, Marianne. De los segundos, su público. A ellos les dedicó, a modo de esquela premonitoria, su último trabajo de verdad: You want it darker (Columbia Records).

Los alcoianos Arthur Caravan se declaran fans de Cohen, de hecho versionaron el mítico Suzanne y su cantante, Pau Miquel Soler, participó en un homenaje al maestro canadiense. Este nuevo año lo encaran con ganas de lanzar al mundo su último trabajo, con título perfecto para esas promesas que se lanzan todos los eneros de la vida. Cada canción de Major propòsit (Música de Telers) se corresponde con un cuadro del pintor surrealista René Magritte. Conjunción perfecta entre música y arte en cada uno de los trabajos de una banda que sorprende y atrapa tanto en sus discos como en los directos.

PJ Harvey vuelve a dejarse permear por las realidades sociales y vuelve a abrir la herida que ya mostró en aquel gran trabajo titulado Let England Shake en el que destrozaba la noción de patria británica que acuñaron los Blair y los Bush del año 2011. Esta pasada primavera florecía su noveno disco de estudio: The Hope Six Demolition Project (Island Records).

Uno de los disco más esperados fue 22, A Million, firmado por Bon Iver en un intento de alejarse de clichés y estereotipos que rodaban sobre la cabeza de Justin Vernon. Para muchos, nunca será su mejor trabajo pero sí una huida, cuesta arriba, del conformismo musical. 

Benjamin Biolay deja para este año que se acaba un disco con ratos de aire cumbiero de sutil elegancia tropical, escrito a medio camino entre París, Hollywood y Buenos Aires, a modo de puente musical entre la chanson y los ritmos porteños. Lo tituló Palermo Hollywood.

Fiel más que a todo, a sí mismo, Kase.O cierra el Círculo (RapSolo) con un nuevo trabajo que huele a Violadores del Verso pero que aporta notas propias entre las que se mezcla realidad y vivencias personales con tintes depresivos y altas dosis de crítica social. En él escuchamos al rapero zaragozano cantando, por primera vez, en uno de sus temas con pinceladas aflamencadas incluidas, lleno de versos de amor. "Nena tú eres un desliz..."

Y para terminar, un bonus track a cargo de uno de los promotores de la ola electropical que arrasa desde el centro a la periferia peninsular. Tremenda Jauría publicaron este 2016 Mordiendo de forma autoeditada, donde encontramos temazos perfectos para calentar la que va a ser una de las noches más frías del año. Ahora anuncian nuevo EP que se llamará Cuentas pendientes. Ya tenemos un adelanto que conecta Madrid con València y que cuenta con la colaboración de Panxo, de la banda Zoo