Público
Público

Don Mendo se vuelve rockero en el sur

La nueva película de García Sánchez es una reivindicación del cine español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La rueda de prensa fue un cachondeo. 'Esto parece sexo oral', dijo el director acercándose al micrófono. Apagado, por cierto. 'A ver, que pregunten ya', continuó moviéndose de un lado para otro, junto a los actores y el alcalde del pueblo. Abajo, en las sillas de los periodistas, había periodistas... y niños y mujeres con abanicos y algunos viejos. Photocall de pata negra. Seis y cuarto de la tarde. 40 grados. Casa de la Cultura de El Coronil (5.000 habitantes, Sevilla).  

La escena, cómica desde cualquier perspectiva, bien podría ser un fotograma más de La venganza de Don Mendo Rock, la nueva película de José Luis García Sánchez (Salamanca, 1941), que ayer se atrevió a presentar, junto a la protagonista, la actriz sevillana Paz Vega, a dos horas del partido de la selección. '¡Preguntad!', insistió ante las risas de los reporteros, acostumbrados a ruedas de prensa finas, con orden de intervención y sin preguntas.  

¿De qué va este Don Mendo? 'Eso te lo tendrá que decir Don Mendo. Los directores somos como los agentes de tráfico, que empezamos a silbar y producimos un atasco'. ¿Y cómo ha ido el tráfico? 'Muy bien, gracias al alcalde, que nos ha quitado los vehículos'. ¿Cómo hace la película? 'Es como cocinar, sabes que va a quedar bien si tienes los langostinos de primera. Yo soy un imbécil. Paz, por ejemplo, se tuvo que quedar embarazada para la película'. ¿Por qué eligió el sur? 'Diréis que es por las subvenciones'. Luego se puso 'progre' y elevó a Andalucía a los altares de la tolerancia y de la integración. 'Si el alcalde de Salamanca le dice al pueblo que tiene que hacer una obra de teatro, le sacan las cacerolas', matizó. ¿Cuándo la veremos en el cine? 'Si vais, el 3 de diciembre'. Ni Muñoz Seca, autor del original, habría respondido con tanto arte.   

La película, con un presupuesto de cinco millones de euros y producida por José Frade, es una reivindicación del cine de Bardem o Berlanga, donde un pueblo conflictivo, con hijos de su padre y de su madre, logran una convivencia feliz representando la obra de Muñoz Seca. Una especie de Amanece que no es poco o un Bienvenido Mr. Marshall, pero con crisis.

Fele Martínez, María Barranco y Antonio Resines son algunos de los elegidos. La música y un poquito del guión -compartido por García Sánchez y José Luis Alonso de Santos- los pone Kiko Veneno. '¿Pero es que hay que correrse cada vez que habla una?', preguntó Barranco, que tuvo que cambiar de silla cuando le tocó hablar. La cinta promete muchas risas. Pero falta un detalle: 'Señor director, es que en El Coronil no hay cine', dijo un periodista de la tele local. Y todos se fueron a por el alcalde. Pues eso, un cachondeo.