Público
Público

Los Doors abren su puerta secreta

Un documental sobre la banda liderada por Jim Morrison ofrece imágenes nunca vistas del grupo. El filme se estrena en España en diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni en sus más melómanos sueños de juventud podía Tom DiCillo haber fantaseado con toparse un día con un cofre de tesoros inéditos de The Doors. Tras pasar tres años arañando financiación para dos proyectos, Lost in Blue, una comedia erótica contemporánea, y Americana, una versión moderna de Huckleberry Finn y Tom Sawyer, sobre dos jóvenes que se unen a una milicia aria, el ariete del cine independiente aceptó el envite de dirigir un capítulo de la serie Ley y Orden.

La colaboración se extendió a cuatro entregas (a las que este año se ha sumado una quinta) y el productor de la saga televisiva, Dick Wolf, le ofreció la dirección de una película a partir de filmaciones desconocidas del cuarteto liderado por Jim Morrison. El director de Johnny Suede (1991) y Vivir rodando (1995) era un fan confeso del grupo desde los 14 años, de modo que la respuesta fue un clamoroso sí.

El resultado es When you're strange, el primer documental dedicado a la banda capitaneada por el Rey Lagarto, sí, pero integrada también por el teclista Ray Manzarek, el batería John Densmore y el guitarra Robby Krieger.

Y esa realidad incuestionable es el eje del filme, la de la confluencia de cuatro personalidades que revolucionaron la música a través de una libertad artística y una integridad impenitentes. El rockumental participó esta semana en la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine Documental Musical de Barcelona In-Edit y se estrena en el resto de España el 10 de diciembre.

'La música de The Doors contiene grandes dosis de drama, sexo, poesía y misterio, igual que las películas. Su música es para aquellos que alguna vez han sentido por dentro la fría y extraña sensación de la soledad y el aislamiento; en efecto, nos ha sucedido a todos', postula DiCillo.

'¿Quién soy yo para contar algo nuevo de los Doors?', se decía el director

Con el fin de comprender mejor la compleja personalidad del cantante, Dicillo leyó No One Here Gets Out Alive, la primera biografía publicada sobre Morrison, escrita tras su muerte por el periodista Jerry Hopkins y el manager de la formación californiana, Danny Sugerman. A continuación le hincó el diente a Light my fire. My life with the Doors, de Ray Manzarek, y Jinetes en la tormenta, de John Densmore. A las publicaciones autobiográficas de los miembros del grupo le siguieron Follow the Music de Jac Holzman, y The Jim Morrison Scrapbook.

'Cuando empecé a trabajar, la pregunta obsesiva que me amartillaba era: ¿pero quién soy yo para intentar contar algo nuevo sobre The Doors? Así y todo, me enroqué en intentar desvelar el misterio que siempre les ha rodeado', explica el cineasta.

Tras documentarse profusamente, el realizador decidió dejar que las imágenes hablarán por sí mismas subrayándolas con una voz en off que hilara la crónica de la historia de la banda. Inicialmente optó por la opción Juan Palomo, y locutó el proyecto, pero ante las críticas recibidas por su monotonía tonal, se realizó un segundo montaje con la magnética dicción de Johnny Depp.

'When you're strange no es un filme cliché sobre sesentones canosos hablando del pasado, no hay entrevistas ni bustos parlantes, sino que asistimos a la humanización del mito y a una experiencia embriagadora. Tom hace películas narrativas y esta no es una excepción', apostilla John Densmore.

Un archivo de oro

DiCillo resolvió la edición con un montaje lineal a partir del material de archivo rodado por un compañero de Morrison en la Escuela de Cine de UCLA, Paul Ferrara. Los fotogramas recogen años de conciertos, giras tumultuosas y bastidores acaecidos entre 1965 y 1971. La cinta es puro cinéma verité sobre la epifanía musical y las vidas privadas de los integrantes de la formación.

El espectador transita los pasillos de la Universidad de California donde Morrison y Manzarek se conocieron, se cuela en los escenarios de estadios abarrotados y en la intimidad de las vacaciones de verano. Y todo sin caer en la nostalgia: 'El mérito recae en Ferrara. Sus imágenes tienen inmediatez, están vivas. Odio la añoranza. ¡Qué es eso de decir que las cosas eran mejor 10 años atrás! ¡Y un huevo!', despotrica el director.

La cinta es puro cinéma verité sobre la epifanía musical y la vida del grupo

Con el fin de darle coherencia al conjunto y dotarlo de una línea argumental, DiCillo salpicó el metraje de tomas descartadas de una película experimental de Morrison llamada HWY: An American Pastoral, donde aparece vagando por el desierto, 'como un espíritu errante en busca del sentido de la banda', describe el realizador.

La paradoja es que se ha corrido el bulo en internet de que el trotamundos no es sino un actor emulando al incendiario intérprete de Break on through (to the other side). 'Este rumor infundado tiene su origen en la proyección de Sundance, donde un distribuidor salió furioso después de 10 minutos de metraje porque pensó que se trataba de una reconstrucción, de modo que al principio de la película hemos tenido que incluir un cartel en el que se lee que no hay actores en el filme', explica Densmore.

No fue la única anécdota ligada al festival apadrinado por Robert Redford: durante el pase, el habitualmente reservado Robby Krieger agradeció a DiCillo haberle descubierto al mundo que él era el autor de Light my Fire. 'Sin embargo, no lo dijo henchido de ego', matiza el director.

Retrato de una era

El ex director de programación de Sundance, Geoff Gilmore, ha destacado que es una 'crónica astuta de la época' por retratar de manera inspirada 'el periodo y sus contradicciones, con su optimismo y con su furia'. En su opinión, When You're Strange 'es un raro tributo a la música, la individualidad y una generación, y resuena con una autenticidad que se dirige a todo aquel que quiera comprender aquella era y lo que significa hoy en día'. En palabras del teclista Manzarek, responsable del inolvidable sonido psicodélico del grupo, la propuesta es 'un documental anti-Oliver Stone'.

Se incluyen imágenes de un filme experimental de Jim Morrison

Al respecto del biopic rodado en 1991, DiCillo apunta maneras diplomáticas y comenta no haberlo visto, pero considera demasiado obvias las secuencias que ha acertado a ver. Densmore, turbina rítmica del grupo, es más explícito: 'Val Kilmer estaba fantástico, debía haber sido nominado al Oscar. Recuerdo estar en el set y sentir escalofríos porque era como si Jim hubiera vuelto a la vida. No obstante, Oliver realizó el retrato de un artista autodestructivo, mientras que el trabajo de Tom es más redondo, acomete toda la trayectoria vital, desde la ingenuidad de un joven Morrison inocente y tímido, hasta la tragedia, con el añadido de que ilustra la política de la época y desvela los ingredientes que aportamos los cuatro para forjar este crisol'.

El título del documental, extraído de la canción People are Strange, del segundo disco de la banda, Strange Days (1967), fue elegido no tanto por el tema, sino por la letra. 'The Doors componían música para los outsiders. Yo era gordo, bajito, solitario, sin amigos, la música era mi tabla de salvación, mi garantía de cordura. Sus discos me hicieron sentir invitado a la fiesta', concluye el productor del filme y manager del grupo desde la muerte de Sugerman, Jeff Jampol.

DISPLAY CONNECTORS, SL.