Público
Público

E2E y Monitor, los proyectos de la SDAE que montaron la "puta mentira" a Industria

La SGAE permitió que Microgénesis recibiera una inyección directa de dinero público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado 9 de junio, José Luis Rodríguez Neri, teórico cerebro de la trama empresarial que desviaba fondos de la SGAE, y su pareja, María Antonia García Pombo, mantienen una conversación telefónica. Según el auto del juez Pablo Ruz, en ella demuestran la intención de fusionar la filial tecnológica de SGAE, la Sociedad Digital de Autores y Editores (SDAE), con la casa matriz. Pero hay un problema. La SDAE mantiene una deuda con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por préstamos concedidos para proyectos tecnológicos, y la fusión obligaría a publicar en prensa o informar del cambio mediante carta a los acreedores.

'Queréis montar esto de esta manera que estás obligado a hacer una publicación en prensa o comunicárselo a todos los acreedores y tú, no sé si lo sabes, pero tienes de acreedor por casi dos millones de euros al Ministerio de Industria', comenta Neri a Pombo. Enviar la carta equivale, continúa Neri, a decirle a Industria 'que toda la pasta que han estado metiendo en la SDAE era una puta mentira'. Su pareja sentimental añade: 'Y que es para la SGAE'. Y Neri confirma: 'Exactamente'.

Según las cuentas de la SDAE del ejercicio 2009 presentadas ante el registro mercantil, 'en 2007, el Ministerio de Industria concedió una ayuda a la sociedad y a otras para el desarrollo del proyecto Plataforma E2E RM Interoperable' (plataforma para venta de contenidos) que 'consistió en anticipar una subvención de 1,64 millones de euros y un préstamo reembolsable a tipo de interés cero de 2,11 millones'.

La SDAE, continúan las cuentas, 'ha actuado como coordinadora, recibiendo la totalidad del préstamo, repartiendo la parte que corresponde a cada sociedad participante y cobrando a cada uno de los colaboradores las cuotas del préstamo para hacer frente a los pagos ante Industria'. La amortización del préstamo no está previsto que comience hasta 'el 30 de noviembre de 2011 y finaliza el 30 de noviembre de 2022'.

Entre las empresas colaboradoras está Microgénesis, la compañía controlada por el entorno personal de Neri que está presuntamente en el centro del desvío de fondos de la SGAE, lo que significa que la SDAE logra que reciba una inyección directa de dinero público. También está la Universidad Politécnica de Madrid, donde es profesor titular Rafael Ramos (administrador de Microgénesis).

La SDAE recibe otra ayuda de Industria en 2007, de nuevo en unión con otras sociedades, por el proyecto Monitor, consistente en un préstamo a interés cero por importe de medio millón de euros.