Público
Público

Eco aligerará 'El nombre de la rosa' para los nuevos lectores

El escritor italiano va a reescribir la novela que le dio fama para hacerla "más accesible a los nuevos lectores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor italiano Umberto Eco va a reescribir la novela que le dio fama, El nombre de la rosa, para hacerla 'más accesible a los nuevos lectores'. Eco aligerará ciertos pasajes y refrescará el lenguaje de su obra, un culto thriller medieval ambientando en el siglo XIV, nacido de su declarado amor por los libros y la pasión medievalista del autor italiano, según el rotativo.

El escritor pretende actualizar su libro para aproximarlo a las nuevas tecnologías y generaciones. El objetivo es que, quienes solo conocen la obra por pasajes en internet dada su dificultad idiomática o por lo denso de algunos pasajes, puedan leerlo también, así como los lectores digitales. Bompiani, la editorial tradicional de Eco, que publicó originalmente la novela en 1980, ha puesto como fecha de relanzamiento de la obra el 5 de octubre próximo.

En El nombre de la rosa, dos monjes, el franciscano Guillermo de Baskerville (personaje basado en el filósofo Guillermo de Occam y en el detective literario Sherlock Holmes) y su pupilo, Adso de Melk, investiaban una serie de asesinatos en un monasterio benedictino, todos ellos relacionados con un libro prohibido.

La novela fue un auténtico éxito de ventas traducido a más de 47 lenguas y que, solo en Italia, vendió seis millones y medio de copias. Además, para el periódico francés Le Monde, cabecera que lleva años haciendo listas literarias, se trata de uno de los cien títulos fundamentales del siglo XX. En 1986, el cineasta francés Jean-Jacques Annaud rodó la adaptación cinematográfica, con Sean Connery en el papel protagonista de Guillermo de Baskerville, y Christian Slater como Adso de Melk.

En 1987, en España, el programador Paco Menéndez adaptó la singular novela de Umberto Eco a un videojuego para PC, La Abadía del Crimen, editado por Opera Soft y que tuvo gran repercusión. Se trata de una aventura en 3D, de perspectiva isométrica, que consiguó exprimir al máximo las capacidades de los equipos de 8 bits. Pese a su éxito, nunca fue editado fuera de España.