Público
Público

Los editores dicen que tendrán que irse de España si la piratería no baja

El gremio de editores denuncia que la piratería en el sector del libro digital impide la creación de un mercado debidamente ordenado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gremio de editores ha denunciado hoy que la piratería en el sector del libro digital, que roza ya el 50%, impide la creación de un mercado debidamente ordenado y ha advertido de que si la situación sigue así tendrán que trasladar sus negocios a países más beligerantes con las descargas. El Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales ha dado a conocer hoy los datos referidos al primer semestre de 2011 que ponen de manifiesto que la tasa de piratería alcanza ya el 49,3% en el sector del libro digital, de tal forma que la mitad de los libros consumidos son descargados fuera de las tiendas online.

Las descargas se han incrementado de forma 'alarmante' en este sector, con un 40,46% respecto al primer semestre del pasado año, según este estudio. 'No existe novedad que se saque que no sea inmediatamente pirateada', ha explicado el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España, Antonio María Ávila, que ha asegurado no estar sorprendido por estos datos. El del libro es el sector que más ha crecido en piratería 'porque los otros ya están machacados', ha indicado Ávila, que ha señalado que llevan mucho tiempo denunciando que esta situación impide la creación de un mercado de forma ordenada.

Además, ha recalcado, este aumento no significa que se haya incrementado el índice de lectura en España, sino que lo que ocurre es que existe un grupo de gente que se lucra con la piratería. El valor económico de los libros pirateados en los seis primeros meses del año ascendió a 793,2 millones de euros a lo que hay que sumar el fraude a Hacienda porque no se pagan el IVA correspondiente, ha indicado Ávila.

El responsable de la federación ha lamentado que las autoridades no sean más contundentes en la lucha contra la piratería y ha dicho no entender el retraso del Reglamento para la puesta en marcha de la Ley Sinde, que permitirá el cierre de páginas web de descargas por orden judicial. El origen de la piratería está en 12 ó 13 páginas web y, si se cerraran, las descargas ilegales estarían en unos límites tolerables, ha indicado. Según Ávila, de continuar esta situación los editores españoles tendrán que trasladar sus negocios a países que luchen de forma más efectiva contra la piratería.