Público
Público

EEUU sitúa a España entre los cinco países de su lista negra de "piratas"

La Asamblea Antipiratería Internacional del Congreso de EEUU asegura que en España siguen siendo muy fuerte las redes P2P

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea Antipiratería Internacional del Congreso de EEUU ha señalado a España como uno de los cinco países del mundo en los que se cometen más infracciones contra la propiedad intelectual. Se trata de un comité de setenta senadores y miembros de la Cámara de Representantes que analiza los problemas con las descargas de música y películas en los cinco continentes.

Los congresistas admiten que España 'está dando pasos legislativos en la dirección correcta', pero entienden que las redes de intercambio P2P 'operan con total impunidad'. Según el diagnóstico de la asamblea estadounidense sobre la propiedad intelectual en el mundo, España es uno de los países 'con problemas de mayor alcance y profundidad en materia de piratería', un demérito que comparte con Canadá, China, Rusia y Ucrania'.

El senador Sheldon Whitehouse, portavoz de este grupo de trabajo, advirtió a los cinco países denunciados: 'Deben dejar de mirar hacia otro lado mientras se producen robos a plena luz del día contra la propiedad intelectual, porque la piratería se traduce automáticamente en la pérdida de puestos de trabajo, beneficios empresariales y margen para la creatividad artística'.

Sin embargo, el dictamen también resulta muy duro cuando analiza el caso español. 'Reconocemos pasos positivos en materia de legislación', comienza el documento, 'pero la disponibilidad de material pirateado es tan amplia a través de las redes P2P que los daños a las industrias de contenidos siguen siendo muy sustanciales'.

En este sentido, la asamblea lamenta que la legislación española 'todavía carezca de armas para combatir la piratería P2P', una modalidad 'en la que los infractores más reincidentes pueden seguir actuando desde la práctica impunidad'. Los altos cargos de la administración estadounidense lamentan, además, que España siga sin combatir esta fórmula de intercambio de archivos pese a que sus primeras advertencias 'se remontan a 2006'.

Por todo ello, urge al Gobierno español a 'comprometerse a luchar contra todas las formas de piratería en línea', para lo que propone identificar a los usuarios más habituales del P2P, luchar contra las páginas que ofrecen enlaces a contenidos, modificar la legislación para que los titulares de los derechos puedan emprender acciones civiles contra aquellos internautas más reincidentes, y aclarar que el derecho de copia privada no es aplicable cuando las canciones o películas se obtienen de manera ilegal.