Publicado: 24.10.2016 11:18 |Actualizado: 25.10.2016 07:40

Yo fui a la EGB y estas series
me tocarán la fibra

'MacGyver' acaba de estrenarse en España tras el encargo de una temporada completa en EEUU y se suma a esa corriente de series que apelan a la nostalgia de una generación que en España se mueve ahora en torno a la treintena. ‘Arma letal’, ‘Expediente X’ y ‘Twin Peaks’ son series que apelan también a la añoranza de esos espectadores.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 6
Comentarios:
Series que triunfaron en los 80 y 90 regresan a la televisión en una segunda vida.

Series que triunfaron en los 80 y 90 regresan a la televisión en una segunda vida.

MADRID.- La nostalgia es ese poderoso sentimiento que afecta a casi todos y cada uno de los aspectos de la vida en algún momento y que cada equis tiempo se despierta también en el mundo de la ficción televisiva provocando un aluvión de viejas historias conocidas que regresan a la vida para regocijo de los espectadores.

Algunas cambiar de formato y pasan de película a serie. En otras, el poder nostálgico es tan fuerte que vuelven con los mismos protagonistas y actores. Y algunas, las menos, lo que recuperan es simplemente la morriña por una época concreta. El tiempo ha pasado para todos, para actores y espectadores, pero ver de nuevo a esos personajes con los que quien está al otro lado de la tele creció, maduró y tan buenos ratos pasó, suele ser garantía de éxito si se hace bien.

Con el estreno de MacGyver tan reciente en España (la noche de este lunes en FOX) y el renacimiento de Las chicas Gilmore a la vuelta de la esquina (el 25 de noviembre en Netflix), este reportaje recoge siete series pensadas y dirigidas para un público muy concreto, ese que forma la que en España sería la última generación que estudió EGB y BUP.

Esos ahora treintañeros (algunos cerca de la cuarentena) que ven regresar a los personajes e historias de su adolescencia con la añoranza de aquellos años en los que los móviles no eran parte del día a día, Internet era un desconocido y no digamos la mensajería instantánea. Historias de los ochenta y noventa que han vuelto, algunas con mucho acierto, y prometen dar buenos ratos a toda esa generación y a las nuevas que sean capaces de conectar con su forma de contar las cosas.



'MacGyver' (De 1985 a 1992)

Anoche se estrenó en Fox el regreso de ese personaje de melena irregular y capacidad para la improvisación pasmosa que era capaz de salir del atolladero más enrevesado con un chicle. Bueno, ese era el chiste, en realidad necesitaba algo más que goma de mascar, pero no mucho. Durante años, los niños de los ochenta dejaban todo lo que estuviesen haciendo para sentarse delante del televisor y ver a Richard Dean Anderson hacer auténticas maravillas como el agente secreto MacGyver. Ahora ha vuelto con la pinta de Lucas Till y el mismo espíritu de sobrado pasado de vueltas capaz de salir de cualquier situación con su ingenio y sus conocimientos de mecánica, física, química y bricolaje. En España acaba de aterrizar, pero en CBS están tan satisfechos con su rendimiento que han encargado una temporada completa.

'Las chicas Gilmore' (De 2000 a 2007)

Están en el límite porque se estrenaron acabados los noventa, pero apelan a ese mismo espíritu nostálgico de aquella generación. Las idas y venidas familiares, laborales y amorosas de las Gilmore, Lorelai y Rory, encandilaron al público durante siete largas temporadas. Ahora, casi diez años después de decir adiós, Netflix (plataforma a la que se le da bien esto de los revivals) las ha resucitado y reunido para regocijo de sus millones de fans. No se trata de un remake, sino de una continuación y Lauren Graham y Alexis Bledel volverán a ser madre e hija de nuevo en la ficción. Bajo el título Gilmore Girls: A Year in the Life y compuesto de cuatro episodios de 90 minutos cada uno, este regreso se centrará en un año de la vida de las protagonistas dedicando cada capítulo a una estación del año. Estará disponible en el popular servicio de VOD a partir del 25 de noviembre.

'Arma Letal' (1987, 1989, 1992 y 1998)

Ha sido una grata sorpresa, porque hay que reconocer que cada vez que se anuncia un proyecto de este tipo la tónica general es abordarlo no sin ciertas reticencias. Porque la nostalgia es buena, pero el recuerdo idealizado de una saga como la de Arma Letal le puede jugar una mala pasada a sus nuevos protagonistas. Sin embargo, el piloto de la serie protagonizada por Damon Wayans y Clayne Crawford en los papeles de Roger Murtaugh y Martin Riggs despejó cualquier tipo de dudas. Danny Glover y Mel Gibson siempre serán Murtaugh y Riggs, pero los elegidos para dar vida a estos dos policías poco amigos de las normas fueron un acierto. Desde luego Matthew Miller, creador de la serie, ha sabido acertar con el tono y mantener ese espíritu gamberro de la saga cinéfila de Richard Donner. En España puede seguirse a través de Movistar Series Xtra.

'Expediente X' (De 1993 a 2002)

El regreso de Expediente X a la pequeña pantalla supo a poco, muy poco. Sobre todo porque fueron solo seis episodios y muchas preguntas quedaron sin respuesta. Algo habitual, por otra parte, en esta serie creada por Chris Carter que no tiene rival en el género. Mulder y Scully son historia de la televisión. Es cierto que con nueve temporadas a sus espaldas (diez si se cuenta la última) su historia ha dado mucho de sí, con momentos para todos los gustos y algunos de ellos olvidables. Expediente X es un clásico de la televisión de los noventa, con el ritmo propio de entonces y que posiblemente las generaciones de hoy en día no solo no entiendan sino que ni siquiera soporten. Quizá por eso el regreso de David Duchovny y Gillian Anderson en su papeles de agentes del FBI que investigan casos extraños no ganase muchos nuevos adeptos. Pero los fieles deberían darse por satisfechos con el resultado de su vuelta, que tuvo grandes capítulos, y con el hecho de que la puerta no está cerrada a una undécima temporada. En España se pudo ver en Fox.

'Padres forzosos' (De 1987 a 1995)

Es posible que para el público español Madres forzosas no haya sido un regreso que haya interesado en exceso. De hecho, al ver el piloto la sensación era que eso que hace un par de décadas tenía gracia, ahora no. Sin embargo, en Estados Unidos el éxito y la acogida ha sido tal que Netflix casi ni lo dudó a la hora de renovar por una segunda temporada. Como ocurre con Las chicas Gilmore o Expediente X, aquí personajes y actores son los mismos con alguna que otra incorporación. En este caso lo que hay es un relevo generacional y los padres dejan paso a las hijas, que ahora son madres. Las hermanas Olsen –esas adorables gemelas que conquistaron al público con esta serie– no están presentes, pero sí sus dos hermanas en la ficción, D.J. (Candace Cameron Bure) y Stephanie (Jodie Sweetin). Como lo está también su cargante vecina Kimmy Gibbler (Andrea Barber). La premisa es la misma y la casa, también.

'Twin Peaks' (De 1990 a 1991)

Era una promesa y había que cumplirla, aunque al final será con un poco más de retraso del previsto. Al final de la segunda temporada, Laura Palmer le prometía en un sueño un tanto inquietante (como toda la serie) al agente Cooper (Kyle MacLachlan) que volverían a verse 25 años después y así será, pero un año más tarde, que el proceso de producción no ha sido nada sencillo. La nueva tanda de episodios, que se compondrá de 18 en total, está siendo producida por Showtime y en España la emitirá Movistar +. Lo que contará es aún un misterio y los teaser no dan ninguna pista, pero si se han anunciado nombres más que conocidos que se han sumado al reparto en papeles nuevos. Por ejemplo, Naomi Watts, Laura Dern, Ashley Judd y Michael Cera, entre otros. El estreno está previsto para algún momento del próximo año.

'Stranger Things' (2016)

Y para acabar, la joya de la corona nostálgica, porque lo de Stranger Things ha sido una auténtico bombazo de Netflix. Fue la serie del verano. La que ya tiene confirmada una segunda temporada y que ha convertido a los niños protagonistas de la primera en unas auténticas estrellas dentro y fuera de las redes sociales. El éxito de la serie de los hermanos Duffer reside en su habilidad para meter el mayor número de referencias por capítulo y un monumental acierto de casting con los jóvenes protagonistas. Eso y haber recuperado a una Winona Ryder convertida en madre desquiciada y coraje que ha conseguido con este papel volver a situarse en el mapa pese a que un sector de la crítica que no ha tenido piedad.

Stranger Things no se basa en ninguna historia anterior de los ochenta, noventa y incluso setenta, pero en realidad se basa en todas. Hay mucho de ese género de aventuras de la época, de ese toque Spielberg que tanto gusta y que siempre funciona. Una historia de una pandilla de amigos en la que uno de ellos desaparece y el resto, con sus bicis y sus walkie talkies, lo buscan al margen de los adultos sin importarles que en su camino puedan tropezar con un monstruo. El éxito de Stranger Things se debe simple y llanamente a su capacidad para despertar nostalgia en esta generación a la que van dedicadas todas y cada una de las series de este reportaje.