Público
Público

Elegido e imputado

Un día tragicómico para el presidente del Consejo de Dirección de la SGAE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mismo día en el que los socios respaldaban mayoritariamente en las urnas la gestión de la actual cúpula de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), la Guardia Civil arrestaba a directivos relacionados con el presidente del Consejo de Dirección, Eduardo Bautista (Las Palmas de Gran Canaria, 1943). La votación dejó a la Candidatura Profesional de Autores y Compositores (CPAC), el grupo de Teddy, sin oposición entre los 38 miembros que integrarán hasta 2015 la Junta Directiva de la SGAE. La CPAC estará presente en la Junta con un total de 30 de los 38 miembros que la componen. Los ocho restantes corresponden a la candidatura unitaria de editores musicales.

Ni la lista alternativa De Otra Manera (DOM), encabezada por Fernández Sastrón, ni los candidatos a título personal, obtuvieron representante, según comunicaba ayer en la mañana la propia SGAE.

Cuando la nueva Junta Directiva se reúna por primera vez el próximo día 12 algo habrá cambiado, a pesar de los 34 años que Bautista lleva al frente. Ayer, mediante comunicado, la SGAE manifestaba su “sorpresa” porque esta acción se produzca un día después de la celebración de las elecciones, “en la que han participado más autores en toda su historia reciente”.

Fuentes de la Guardia Civil de la investigación destacaron ayer a este periódico que la SGAE “no es la culpable, sino la víctima” y que Bautista es sospechoso de ser “cómplice de los delitos” en la trama societaria de empresas, que facturaban por servicios falsos a la sociedad, como auditorías inexistentes.

Este mismo año, Bautista se presentó ante los medios dispuesto a lavar su imagen y la de la entidad que preside. Prometió y prometió: “Intensificaremos la transparencia de nuestro sistema de reparto, crearemos la figura del defensor del cliente, nos adaptaremos al nuevo marco legislativo, estableceremos un código de buenas prácticas, en línea con las principales recomendaciones de la CNC”.

Justo al finalizar su discurso, al músico y compositor se le preguntó si el hecho de que 600 autores de los 90.000 que tiene la SGAE acaparen el 75% de la recaudación era síntoma de un buen ecosistema cultural. “Son cifras engañosas. La SGAE reparte a cada cual lo suyo, no es un sindicato igualitario”.

Bautista nunca se ha comedido en sus credos, pero últimamente se ha visto más azuzado hacia la polémica con la gestación de la ley Sinde. Para el músico, si la norma “no es un adorno de Navidad” y si sale adelante es porque “es light”. Tampoco mantuvo la templanza con el canon: “Se paga y ya está, a quien no le guste que se aguante. Yo también pago muchas cosas que no me gustan”.

Sin embargo, sí ha sabido mantener la mesura es a la hora de relacionarse con gobiernos y oposiciones. En el último Foro de la Nueva Cultura dijo de Felipe González que fue “el mejor presidente que ha tenido la democracia española”, para añadir al hilo que Mariano Rajoy fue “un ministro de Cultura fantástico”. Para el gran jefe esto es la prueba irrefutable de que “la SGAE es absolutamente apolítica”.