Público
Público

Entrevista Narco Narco: “No estamos en contra de las Tarjetas Black, lo que queremos es que todo el mundo tenga una”

El grupo Sevillano aprovecha la presentación de su nuevo disco 'Espichufrenia' para charlar con 'Público' sobre música, religión, drogas y política.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

El grupo sevillano Narco

Junten un poco de irreverencia satírica con una pizca de nihilismo. Después añadan algo de rap mezclado con guitarras potentes y alguna que otra base electrónica. Si les queda espacio en el recipiente, busquen nueve colaboradores inéditos y de muy diferentes corrientes musicales. Con esta compleja receta la banda sevillana Narco ha creado Espichufrenia, un disco capaz de ser, al mismo tiempo, renovador y continuísta.

Distorsión Morales y Vikingo M.D, los dos vocalistas de la banda, aprovechan la presentación de su nuevo elepé para charlar con Público en la recepción de un hotel del centro de Madrid. Tras las presentaciones y apretones de manos oportunos, la grabadora se enciende.

'Espichufrenia' es vuestro nuevo disco ¿Que significa?

Es una droga nueva que lo está partiendo, que ha desbancado al caballo y a la coca, y está poniendo a la gente súper loca. Es como una enfermedad mental, también, un tipo de subidón, un estado de catarsis que representa la idea central de nuestro nuevo disco: algo nuevo que pega fuerte.

La droga suele ser un tema recurrente en vuestras letras ¿Por qué?

Y en nuestra vida en general (risas). Realmente preferimos cantarle a la droga que a los pantalones de pitillo o a los tacones de leopardo. Estamos mucho más familiarizados con la droga que con cualquier otra cosa.

El disco cuenta con nueve colaboraciones, desde Reincidentes a El Coleta, pasando por Ana Curra ¿Habéis echado en falta a alguien?

Si que se nos han quedado un par de colaboraciones colgadas, aunque estamos muy contentos con lo que ha salido. Nunca habíamos sacado un disco con tantas colaboraciones, más allá del disco de versiones. Queríamos hacer un disco diferente y que a su vez sonase a Narco, y creemos que lo hemos conseguido. Quizá este sea un disco más gamberro, más feliz y más de cachondeo que los anteriores.

Además habéis tocado prácticamente todos los palos musicales: Rap, Punk, Drum n' Bass...

Nuestra base siempre ha sido el Rap con guitarras y algo de electrónica, pero hemos incorporado ingredientes nuevos que van desde un rollo jamaicano a temas con una base de Terror After Punk. Siempre intentamos hacer cosas nuevas. La mezcla básica de influencias está ahí, lo que hacemos es incorporar algún elemento nuevo, según el tipo de música que nos está gustando más en ese momento.

Además, que nosotros no somos millonarios que debamos una mansión a nuestra gente, que nosotros hacemos los que nos da la puta gana y si a la gente le gusta bien y sino nos da igual. Habrá a quién le guste bastante las novedades del disco y habrá gente que, a lo mejor, se raya con los cambios. La historia es que nosotros preferimos ser una banda que arriesgue y evolucione a ser el típico grupo que se agarra a una formula y se tira toda la vida haciendo lo mismo.

Decís que este es vuestro disco más cachondo ¿Es sano reírse de todo?

Llorar también es bueno, pero riéndote te lo pasas mejor. Si tienes que elegir entre llorar o reír mejor reír ¿no?

Tal y como está la situación en España ¿Os autocensuráis a la hora de componer?

¿Tu ves que nos cortemos al decir algo? (Risas). Nosotros simplemente hemos tenido suerte. Es algo lamentable y da mucha pena que la gente se siente en el banquillo por cantar en pleno 2017.

Como andaluces, dejáis bien claro que no os gusta para nada Susana Díaz, a quién llamáis “anticrista” ¿Por qué?

“Reírse de los gobernantes es lo único que nos queda”

A la anticrista en cuestión la estamos sufriendo y nosotros hacemos sátira que es lo que hace el pueblo. Reírse de los gobernantes es lo único que nos queda. Ellos te putean, te aplastan, abusan de ti y lo único que puedes hacer es reírte de ellos. De toda la vida se han contado chistes y se han cantado canciones de los de arriba... la chirigota de toda la vida.

En el disco decís de ella que es “la más fascista”...

Dentro de la izquierda, ella es muy de derechas. Vamos, creemos que de izquierdas tiene poco... Es más de derechas que el grifo del agua fría.

La religión es otro tema recurrente en vuestra carrera musical ¿Por qué?

En este disco lo hemos dejado un poco de lado. A nosotros la religión nos interesa, sobre todo estéticamente, porque en Sevilla es algo muy importante. Desde chicos llevamos viendo los pasos y viviendo la religión en la ciudad. Por eso, de alguna manera, siempre aparece en nuestras letras, porque lo vivimos y forma parte de nuestra cultura. Siempre está bien atacar a todo el patrimonio de la Iglesia, que para lo único que vale es para comprar anillos a los cardenales.

¿Es duro ser ateo y vivir en Sevilla?

Para nada. Lo que es duro es ser católico. Todo el día con tus trajecitos, tus cositas, aguantando sermones...Con la túnica puesta que, como te haga calor el domingo de ramos, te cagas... Y te lo digo yo que he salido de nazareno cuando era niño.

En el tema Yoni el Robot os reís de la dependencia tecnológica ¿Hasta que punto nos hace inútiles?

“Lo que no está de puta madre es trabajar todos los días diez horas”

Realmente nos reímos, pero también es la expresión de un deseo. La canción habla de un robot que te hace la comida, la compra... nos gustaría tener un robot así (Risas). Cada vez nos hace más inútiles. De hecho tu te pones a escribir en un papel y cometes mil faltas de ortografía porque estás acostumbrado a que el teléfono te las corrija automáticamente. Está todo tan digitalizado... Nos alegramos de seguir escribiendo las letras con un papel y un bolígrafo.

Para que vamos a engañarnos, la tecnología está de puta madre (risas). Lo que no está de puta madre es trabajar todos los días diez horas. Más quisiéramos que hubiera tecnología que trabajara por nosotros y permitiera que la gente no estuviera explotada. Lo que pasa es que el cuento está planteado mal...

En el disco no os habéis acordado de la corrupción y los bancos, pero si lo habéis hecho en la promoción del disco, sorteando unas Tarjetas Black que permiten acceder gratis a todos los vuestros conciertos de 2018

La idea la tuvo aquel de la peluca de allí (señalan al manager y ríen). Todo el mundo debería poder tener una Tarjeta Black alguna vez. No estamos en contra de las Tarjetas Black, lo que queremos es que todo el mundo tenga una y que se vaya el mundo al carajo. Esa es la idea, que todos podamos ser unos golfos como esos cabrones que se lo están llevando muerto.

¿Cómo veis la situación política y social que vive el país?

Es todo una puta mierda, pero de mucho cuidado. Nosotros, egoístamente hacemos lo que nos sale de las narices y no dependemos de nadie, pero la situación, en general, está llegando a unos extremos lamentables. Cada vez más gente se marcha fuera, más pobreza... y no se ve ningún tipo de solución ni nadie que ofrezca una alternativa real.

¿Creéis que la 'Espichufrenia' podría ser la solución?

Una de ellas. Como otra cualquiera. Cualquier cosa que valga para tirar hacia delante y ser feliz s buena.

DISPLAY CONNECTORS, SL.