Público
Público

Entrevista a Riot Propaganda "El verdadero cambio llegará cuando la gente que escucha a Camela se movilice"

Nuevo llamamiento a la revolución. Habeas Corpus y Los Chikos del Maíz unen fuerzas con Riot Propaganda y publican 'Agenda Oculta', un disco que busca desentumecer el pulso de la calle a base de compromiso y urgencia.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:

Alineación oficial de los Riot Propaganda.- ADOLF BOLUDA

No se relajen, señores. Los adalides de la insurgencia han vuelto y quieren su parte. Cuatro años han pasado desde que lanzaran su homónimo y autoeditado Riot Propaganda, un disco nacido en plena catarsis post-15M que era puro filo. Las calles ardían y todo eran augurios; la nueva política, los ayuntamientos del cambio, las pizzas a domicilio en Ferraz... Agenda Oculta, su nuevo trabajo editado por BOA, busca asaltar los suelos de nuevo, repoblar las calles de indignación y despertar al personal del letargo en el que se ha sumido tras la representación institucional. No conviene despistarse: "La revolución está en la calle y no en el Parlamento".  

Parece que ya no se trata tanto de despertar conciencias sino de reavivarlas. ¿Habéis percibido un cierto letargo en la calle?

Nega: “Venimos de años muy potentes en la calle, es cierto. Y quizá la irrupción de Podemos en las instituciones haya provocado una cierta relajación en la movilización. Este disco-libro es un llamamiento a salir a la calle otra vez, a que por mucho que repitan los medios que la crisis ya es historia esto no deja de ser un dogma que responde a unos intereses concretos. En ese sentido, Agenda oculta es un grito desesperado a la gente para que vuelva a organizarse y movilizarse”

M.A.R.S.: “Nuestra intención es contrarrestar ese efecto anestésico que ha podido suponer la irrupción de un partido como Podemos en las instituciones. Creo que las calles deben mantenerse activas, esa presión sobre el partido en cuestión es necesaria. La calle debe fiscalizar en todo momento la labor de aquellos a los que ha concedido su confianza a través del voto. El propósito de este disco debe ser ese, el conformismo no va con esta banda”

Toni: “En todo caso tampoco es que hubiera una revolución en ciernes antes de Podemos que yo sepa. Por eso tampoco creo que podamos achacarle tanto a este partido. Creo que tiene mucho que ver con el desencanto y el cansancio”

M.A.R.S.: “Tiene mucho que ver con la cultura de participación que existe en este país. Parece como si esperáramos que llegara el nuevo mesías en el que depositar toda nuestra confianza para a continuación olvidarnos y retirarnos a nuestros palacios de invierno. Creo que ahí está el secreto; por un lado esa deficiente cultura de participación y una excesiva delegación”

Toni: “Sin olvidarnos de las leyes represivas que se han ido aprobando en los últimos años… Si sabes que el hecho de que hagas determinada manifestación te puede costar 3000 euros de multa, te lo piensas”

M.A.R.S.: “También puede que se trate de cierto margen de confianza. Ocurrió en el 82 con los socialistas, había una confianza absoluta y plena sobre todo tras los 40 años de oscurantismo cultural de la dictadura. En los barrios había síntomas de esperanza en que todo aquello se iba a traducir en hechos reales, cuando en realidad lo que se produjo fue una traición absoluta y rotunda a la clase obrera. Yo solo espero y deseo que no ocurra lo mismo”

València-Madrid, Madrid-València. En Riot Propaganda confluyen dos bastiones tradicionales de la derecha patria.

Nega: “Siempre digo que Los Chikos del Maíz son hijos de un proceso histórico que ha sido comandado durante 25 años por el Partido Popular. Desde que empecé a tener conciencia política no había conocido otra cosa más que a Rita Barberá en el poder… Si te fijas, en el País Valencià ha habido una cierta emergencia de bandas como Obrint Pas, La Gossa Sorda, La Raíz, Aspencat… Creo que el hecho de haberte criado en un ambiente de oscurantismo cultural y de represión política hace que surja gente que quiera plasmar su hastío en canciones”

M.A.R.S.: “No tiene nada de paradójico esto, lo entiendo como algo absolutamente lógico y normal. En aquellos lugares más asfixiantes a nivel político, ideológico o cultural es lógico que la reacción sea mayor. A fin de cuentas nosotros venimos de grupos reactivos, que nacen como contraposición a todas esas políticas”

Nega: “Ahora, por ejemplo, yo noto que han cambiado cosas… Vale, no hemos tomado las fábricas ni asaltado los cielos, pero se respira otro ambiente en la ciudad. Estamos hablando de una ciudad como València en la que la cultura antes era Francisco y Julio Iglesias…”

¿Os estáis reconciliando acaso con el folklore autóctono?

Toni: “Solíamos mirar a las fallas como algo que pertenecía a la derecha, como si fuera parte de su cortijo. Creo que está muy bien recuperar lo popular, poder hablar con orgullo de dónde vienes, recuperar tu seña de identidad, tu cultura… Según se mire, tu patria no deja de ser tu barrio o tu ciudad”

Nega: “Se trata de recuperar lo que nos han tenido tanto tiempo secuestrado”

M.A.R.S.: “Me temo que aquí en Madrid lo mantienen secuestrado. Pensar en una verbena es pensar en Esperanza Aguirre vestida de chulapa”

Nega: “Es difícil romper con 40 años de franquismo y otros 40 de pseudodemocracia, decirle a la gente que puede decidir en su barrio”

M.A.R.S.: “Posiblemente estemos viviendo uno de los capítulos de máximo asamblearismo de nuestra historia, no nos podemos permitir renunciar a ello, sería ponérselo muy fácil a todos aquellos que están deseando decir que no sirve de nada eso de la participación”

¿No tenéis la sensación de que la derecha está haciendo hegemónico ese discurso de 'o nosotros o el caos'? ¿De qué forma se puede contrarrestar esto a través de la cultura?

M.A.R.S.: “Creo que la pedagogía aquí es fundamental. Desde nuestro ámbito de influencia que es la música nos volcamos en ello. Por otra parte, hemos de tratar de irrumpir también en los grandes medios, que en definitiva son los que generan opinión. Los fanzines están muy bien pero no generan opinión más allá de los autoconvencidos”

Nega: “El problema es que no podemos lanzar mensajes en igualdad de condiciones porque ellos tienen a su servicio a los principales medios. Se trata de aprovechar esas rendijas que te dejan y así intentar hacer frente a todos esos vómitos que produce esta peña… ¿Cómo es posible que el Santander compre todas las portadas de los principales diarios nacionales? Eso es propio de una dictadura bananera o del franquismo, y no de una democracia”

Retomando el papel de la cultura como catalizador de cambios, ¿qué opinión os merecen los artistas que se declaran apolíticos?

M.A.R.S.: “Hay mucha música y muchos libros que aparentemente son inocuos pero que sostienen el sistema existente”

Nega: “En cuanto una canción, un libro o lo que sea tiene una marcado discurso político se tacha de panfleto como algo despectivo. En esos casos solo hay que mencionar a Brecht, el cine soviético, el Neorrealismo o la Nouvelle vague”

M.A.R.S.: “En música, por ejemplo, parecía que sí era tolerado el discurso de Rage Against the Machine y no el de otras bandas que podíamos hacer algo similar pero a las que se les tachaba de punkis baratos y zafios. Ellos podían llevar una pegatina de Sendero Luminoso en la guitarra y otros, en cambio, por hacer unas declaraciones determinadas se convertían en filoetarras”

Nega: “Cuando hay un conflicto social, como es el caso en nuestro país, y te defines como apolítico, en realidad lo que estás haciendo es sustentar el orden existente. Que no me venga Alborán a decir que es apolítico, si te pasas el día cantándole al amor y a las margaritas, en cierta forma te estás manifestando también a favor de un determinado statu quo. Si aquí no hubiera conflicto social y viviésemos todos en completa armonía igual hasta yo también le cantaba al amor y las margaritas. Pero no es el caso”

"Y digo más, me irrita mucho ese discurso de que éste no es el sitio para reivindicarse. Es habitual escuchar a Cifuentes decir que el centro de Madrid no es el lugar adecuado para llevar a cabo una reivindicación. ¿Dónde me saco la pancarta entonces? ¿En la ducha? ¿Reivindico a los vecinos en la ducha? ¿Nos vamos todos a un descampado a reivindicarnos?

Percibo alguna que otra pulla en el disco al mundo trap...

Nega: “No es tanto al trap, como a esos articulistas que de repente se sienten deslumbrados por lo que ocurre en el barrio. Esto no es un zoo, señores. Creo que el acercamiento de muchos periodistas tiene un componente clasista y morboso. Luego llevan a estos grupos de trap al Sónar para que todos los hipsters pijos de 35 años lo flipen y se reencuentren con no sé qué suerte de rebeldía. No me gusta esa mirada deslumbrada por cuatro historias de macarras de barrio, no es una mirada sincera”

M.A.R.S.: “Pasó algo muy parecido con la Movida. Digamos que es más fácil que la gente asuma lo intrascendente que lo trascendente. Determinados discursos son más novelados y más consumibles que otros. No es el caso del nuestro, que genera un cierto cuestionamiento interno pero también interviene en lo social”

¿Es por esto que la Movida transcendió y la Ruta, en cambio, fue denigrada?

Nega: “La Movida era un hatajo de pijos y la Ruta del bakalao era la clase obrera evadiéndose”

Chimo Bayo dice que era muy transversal

Nega: “El grueso eran currelas, mientras que la Movida madrileña era gente de la gauche divine… Creo que es un mito cultural incuestionable, los paralelismos con la Transición son innegables. Nos han vendido el cuento de que la Transición fue modélica y pacífica cuando en realidad dejó muchos muertos. Es necesario hacer un ejercicio de ruptura intelectual porque hasta el momento no se ha cuestionado lo suficiente. Parece que ahora unos no tenían nada que decir más que ponerse hasta el culo, y los otros, en cambio, eran transgresores y artistas”

Toni: “Cuando en realidad también se ponían hasta el culo”

M.A.R.S.: “En cualquier caso está absolutamente sobredimensionada. Era algo muy minoritario, muy centrado en los cuatro garitos de turno. En mi barrio, como en casi todos los barrios, los chavales escuchaban heavy metal”

Por último, la importancia de las canciones para el cambio social...

Nega: “Yo creo que los himnos y las banderas son necesarios para cualquier proceso de transformación social pero eso no implica que tengan que ser los mismos símbolos que funcionaron en su día. Muchos símbolos y canciones surgen a posteriori, cuando el proceso de cambio ya está en marcha o se ha producido. Por otra parte, pienso que se le da mucha importancia a que el mensaje de ciertas bandas llegue a un determinado sector de la población. Creo que el cambio no va a llegar cuando un mayor porcentaje de población escuche a Riot Propaganda, Habeas Corpus o Los Chikos del Maíz, sino que el cambio verdadero llegará cuando consigamos movilizar a la gente que escucha a Camela y a Pablo Alborán”

M.A.R.S.: “Por otra parte, es obvio que no todo el mundo que va al Viña Rock está impregnado de cierta ideología”

Toni: “Ojalá. ¿Te imaginas?”

Nega: “Joder, la que podríamos liar”

M.A.R.S.: “70.000 personas en Albacete…”

Toni: “Venga, vamos para Madrid, todos al Congreso”

[risas]