Público
Público

"En la época de Kant y Hegel no había internet"

El filósofo Wilhelm Schmid publica 'La felicidad', en la editorial Pre-Textos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Wilhelm Schmid es uno de los curiosos casos de transformación en los que el filósofo se vuelve divulgador, en este caso en uno de los de mayor éxito en Alemania. Se dio a conocer, primero, con sus textos científicos y, luego, con los populares sobre el arte de vivir, la filosofía y la autoayuda.

¿Es la filosofía una disciplina que se adapta al modo de vida de hoy?

Lo más importante en la vida es la experiencia. Hay buenas y malas experiencias. Si es mala, se puede escoger: reflexionar o dejarlo correr, no aprender nada o, al menos, sacar alguna lección. Si eliges aprender, necesitas pensar y la filosofía es uno de los métodos para proveerse de algunos pensamientos e ideas.

Utiliza el sentido del humor en sus reflexiones, ¿así se acerca a más lectores?

Necesitamos el humor, es esencial para toda nuestra vida. ¿Se puede amar sinceramente sin un profundo sentido del humor? Es como un puente que nos salva del vacío. Es la manera de aceptar las contradicciones y ser capaz de luchar contra ellas.

¿Ha rebajado la filosofía su tono? ¿Para qué?

Si quiero que la gente lea mis libros, tengo que presentar mis pensamientos de manera que sean fáciles de entender para todo el mundo. Es la idea básica de la ilustración, que todo el mundo tenga la oportunidad de participar de un discurso intelectual. Antes era más fácil para los filósofos presentar pensamientos complejos, porque la gente no tenía otra alternativa para acercarse a esos pensamientos. En la época de Kant y Hegel no había internet. Los tiempos han cambiado y los filósofos deben adaptarse.

¿La filosofía está cada vez más cerca de la autoayuda?

No. Los filósofos son excépticos, luchan con las herramientas del análisis, la lógica, antropología y demás para dar a todo el mundo la oportunidad de alcanzar un entendimiento profundo de lo que está en cuestión, por ejemplo, la felicidad. Los filósofos siempre están prevenidos de que no hay una verdad simple, en contraposición a lo que defienden los libros de autoayuda.

¿Cree que la crisis tiene que ver con el éxito de los libros de autoayuda?

Lo creo, efectivamente. La mayoría de esos libros proponen un camino de pensamiento positivo: si piensas de manera positiva, las cosas se volverán positivas. Pero esta manera de pensar es ingenua. Algunas veces, no siempre, es mejor ser realista y pensar negativamente ser consciente de los problemas y resolverlos, que tener que enfrentarse al siguiente problema, que será todavía mayor. El ser humano es una clase de animal que se dedica a producir y resolver problemas, así es la vida. Es alucinante si lo disfrutas. Es la única manera de alcanzar la verdadera felicidad, que sólo dura unos instantes.