Público
Público

"España no es un caso especial de piratería"

El programador de la mayor muestra de cine español de EEUU recibe la Medalla de las Artes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Richard Peña (Nueva York, 1953) lleva desde 1992 respaldando y promocionando el cine español en EEUU a través de la muestra Spanish Cinema Now, que desembarca cada diciembre en el Lincoln Center de Nueva York, como el escaparate más importante del cine nacional en el país americano. Por eso, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, le entregó ayer la Medalla de la Orden de las Artes y las Letras de España. 'Este premio es como volver a casa, mi madre era de Burgos', confesó a Público, el programador de cine, poco antes de embarcarse rumbo a París.

Mientras esperaba su vuelo en la nueva terminal de Barajas, Peña reflexionó sobre cómo se ve el cine español en EEUU. 'Creo que ya estamos más allá del efecto Pedro Almodóvar', dice. 'Él abrió la puerta, pero entraron muchos otros, entre los que, desde luego, están Antonio Banderas, Penélope Cruz y Javier Bardem, pero también muchos nuevos directores', asegura el experto.

'La fuerza del cine español de hoy está en su variedad'

'España está viviendo un momento muy bueno, su fuerza está en la variedad de propuestas, cosa que no ocurría cuando arrancó Spanish Cinema Now en 1992', apunta. 'Las cosas han cambiado, los directores son hoy más conscientes del público y del mercado', y cita varias veces el caso de REC, de Balagueró y Plaza, como referente de este cambio. 'También está ese otro cine de vanguardia, para cinéfilos, como Marc Recha o Jaime Rosales, a los que hemos programado en Spanish Cinema Now', matiza. 'Creo que el cine español ha encontrado la balanza entre cine de raíz popular y cine de arte', concreta.

Frente a la patata caliente de la piratería en España, que recibe críticas cada vez más insistentes desde los grandes estudios americanos, Peña cree que 'el caso español no es tan especial. La piratería es un asunto universal', dice. 'En Hong Kong los productores han empezado a estrenar en DVD y en cines el mismo día para desafiar al top manta', apunta. 'No digo que haya que seguir esa medida, pero sí que estamos en los últimos tiempos del modelo que tiene como pilar la sala de cine tradicional. Hay que buscar nuevas opciones', propone.

'Los productores deberían ir a por el público latino de EEUU'

Entre ellas, además de atacar el video on demand (o cine bajo demanda por televisión o internet), un sector en enérgico crecimiento en EEUU, Peña sugiere que España debería aprovechar ese gigante dormido que es la población latina de EEUU. 'Es una oportunidad que los productores no deberían desaprovechar. El cine español, a diferencia del de otros países de Latinoamérica, es el único de habla hispana que gusta a los latinos de toda procedencia, cosa que no ocurre con el cine argentino o mexicano que se consume, sobre todo, por el público originario de cada país', mantiene. 'Es una buena ocasión para ir a por el mercado de video on demand en EEUU con el foco en el público latino', concluye.