Publicado: 27.07.2015 11:10 |Actualizado: 27.07.2015 11:10

España ya consume más música en formato digital que físico 

El llamado streaming se ha convertido en la tabla de salvación para un sector en crisis por la piratería. Las ventas de música en España ascendieron en 2014 por primera vez en diez años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
EFE

EFE

MADRID.- Con un 53,9 por ciento del volumen total de ingresos, la música digital es desde este año y por primera vez en la historia de España el principal motor de las ventas del sector, por delante del tradicional mercado de soportes físicos, gracias, sobre todo, al auge del llamado streaming.

Según se desprende del informe facilitado hoy a los medios por Promusicae, el espectacular tirón experimentado en los seis primeros meses de 2015 por estos servicios de reproducción en línea, que cifran en un 39,8 por ciento, constituye a su vez un factor determinante de que el sector haya seguido creciendo.



En concreto, el alza que las ventas de música en España experimentaron por primera vez en 2014 tras más de una década de descensos se mantiene en la primera mitad del año con una mejora de casi el 11 por ciento (un 10,9 por ciento, concretamente) respecto al mismo período del año anterior.

Con ello, la venta acumulada a lo largo de este año en España asciende exactamente a 70,6 millones de euros, frente a los 63,6 millones registrados en la primera mitad de 2014.

Fue precisamente en 2014 cuando se anunció que tras doce años de descensos, se rompía la pérdida continuada de volumen del negocio musical, con un incremento del 21,2 por ciento respecto a 2013. Ya entonces, los productores destacaron la buena marcha del sector digital, que a finales de año suponía el 42 por ciento del total.

Como entonces, el acento sigue situado en servicios de streaming como 'Spotify', 'Deezer' o 'Youtube', aquellos en los que la reproducción musical se realiza en línea, sin descarga de archivos, ya sea en un servicio gratuito con inserciones de publicidad o en servicios premium mediante el abono de una suscripción mensual.

"El streaming se confirma como tabla de salvación para un sector que continúa sufriendo, entre la crisis global y el expolio de la piratería, un castigo durísimo desde el comienzo del siglo XXI", afirman en su nota de prensa los productores musicales asociados bajo las siglas de Promusicae.

En esta primera mitad del año, esta es la única modalidad de consumo que da el estirón, hasta los 30,6 millones de euros, mientras que todas las demás se encogen ligeramente. Así, la venta de soportes físicos como CD y vinilos, por ejemplo, se desinfla en 4,9 puntos porcentuales al pasar de 33,2 a 31,6 millones de euros.

No es de extrañar que Apple haya puesto en marcha también su propio servicio de reproducción en línea, ya que las descargas de canciones y álbumes completos a través de Internet y dispositivos portátiles (su mayor negocio hasta la fecha a través de iTunes) pasan de 7 a 6,8 millones de euros, un 3,7 % menos.