Publicado: 28.11.2013 18:30 |Actualizado: 28.11.2013 18:30

Cada español se gastó en cultura menos de 300 euros en 2012

En un año se cerraron 1.978 empresas del sector y se destruyeron 24.100 empleos, según el Anuario de Estadísticas Culturales elaborado por el ministerio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sector cultural en España y lo que genera a su alrededor no levanta cabeza. Los datos que ofrece el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el Anuario de Estadísticas Culturales 2013 no pueden ser más desalentadores. En un año, el 2012, cerraron 1.978 empresas culturales, lo que supuso una pérdida de 24.100 empleos -el 5 % del total-.  Si en 2011 había 103.320 empresas culturales en España, el año pasado la cifra se redujo hasta 101.342, mientras que el número de empleados pasó de 481.700 a 457.600. De este modo, el porcentaje que supone el empleo cultural sobre el PIB pasó del 2,7 al 2,6%.

Estos pésimos datos están fundamentados principalmente en la caída de la demanda, principalmente provocada por los estragos de la crisis. El gasto cultural en los hogares ha sufrido un desplome, ya que ha pasado de los 14.364 millones a 13.371 millones de euros. Cada familia solo gastó en 2012 738,9 euros mientras que en 2011 la cuantía media por hogar fue de 828,3 euros. Si nos ceñimos a la media por persona, la cantidad que cada español se gasta en consumo cultural ha ido descendiendo año a año. En 2009 fue de 350,8 euros, en 2010 de 341,2 euros, en 2011 de 312,9 euros y el año pasado de 288,7.

También ha sufrido la industria cultural el recorte en la inversión pública. Aquí los últimos datos corresponden a 2011 y reflejan que la Administración General del Estado gastó 957 millones (un 8,9 % menos que en 2010, cuando gastó 1.050.642 millones), la autonómica 1.483 millones (-16,2%) y la local 3.397 millones de euros (- 16%).

En 2012 se cerraron 35 establecimientos de exhibición cinematográficaLa crisis afectó a prácticamente todas las áreas de actividad. Así, cerraron 124 empresas cinematográficas y de televisión; en concreto, los establecimientos de exhibición de cine pasaron de 876 a 841. Pese a ser el espectáculo con más demanda, el cine sigue reduciendo año a año su público. En 2012 bajó en 4,1 millones hasta los 98,3 millones y la recaudación pasó de 635,8 a 614,2 millones de euros. Llama la atención la caída en el número de festivales de cine en España que pasó de 80 en 2011 a 36 el año pasado. Los largometrajes producidos fueron 182 -17 menos- y los estrenados en salas 472 -39 menos-.

En cuanto a la música, las empresas dedicadas a la producción pasaron de 266 a 254; sin embargo, abrieron 8 nuevas salas de conciertos, hasta sumar 508. El teatro perdió 16 salas (el total son 1.605), y cesaron su actividad 365 compañías, hasta llegar a 3.261, mientras que los festivales pasaron de 793 a 634. Por el contrario, nacieron catorce nuevas compañías de danza (889 en total).

El año pasado cerraron 129 editoriales -se incluyen periódicos- y la suma actual asciende a 8.469. Los libros publicados descendieron un 6,4% hasta 104.724, un retroceso que afectó principalmente al papel y apenas a otros soportes.