Público
Público

El espíritu de Saramago, inmortal contra el poder

Un libro recoge 30 años de opiniones del Nobel portugués

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Me dicen que las entrevistas han merecido la pena. Yo, como de costumbre, lo dudo, tal vez porque estoy cansado de oírme. Lo que para otros todavía puede ser una novedad, para mí se ha convertido, con el paso del tiempo, en comida recalentada'. A pesar de lo dicho en 2008, José Saramago recibió poco después 'con escepticismo y cariño' la idea de Fernando Gómez Aguilera de reunir lo mejor de sus intervenciones públicas a lo largo de más de 30 años. El resultado, José Saramago en sus palabras, se presentó ayer.

Algunas de las palabras en él recogidas resonaron por la noche en el auditorio Pilar Bardem de Rivas Vaciamadrid. Una lectura pública que reunió a numerosas personalidades, desde Aitana Sánchez Gijón a Baltasar Garzón. El juez leyó un extracto relacionado con el mal uso del poder, una preocupación constante en la obra y la vida del escritor. Para Garzón, sería un dilema tener que elegir entre el Saramago escritor y el Saramago ciudadano: 'Me quedaría con José Saramago en su integridad y sobre todo con su coherencia'.

'Mucha gente, de alguna forma, asumirá las palabras de este libro', dijo Pilar del Río, esposa del Nobel y presidenta de la Fundación José Saramago, en el día en que se cumplían cuatro meses del fallecimiento del escritor portugués.

Fernando Gómez Aguilera ha reunido declaraciones, entrevistas y escritos periodísticos publicados entre finales de los setenta y comienzos de 2009. El director de la Fundación César Manrique subrayó la constancia ideológica mantenida por el autor de Ensayo sobre la ceguera a lo largo de esos más de 30 años. 'Es un hombre que permanece muy fiel a una estructura mental y a unas convicciones', dijo.

Fernando Gómez Aguilera ha reunido declaraciones, entrevistas y escritos periodísticos

Además del 'comunista libertario', como a Saramago le gustaba que lo definieran, Aguilera remarcó que esta obra refleja la voz de un humanista: 'Pienso que la gran revolución es la revolución de la bondad. Y que nuestra gran tarea es humanizarnos', dijo parafraseando al portugués.

Aguilera, autor también de una biografía de Saramago, resumió el testimonio recogido en hemerotecas de más de 20 países: 'La manera de pensar de Saramago se funda sobre todo en mantener siempre una alerta: la de ver la realidad del otro lado de las cosas', dijo. 'La visión lateral de las cosas, que él aprendió en el teatro San Carlos de Lisboa, construye una verdad huidiza que hay que contrastar con la verdad de los otros, pero que en todo caso se opone a la verdad oficial', añadió.

La obra, que la editora de Alfaguara, Pilar Reyes, definió como 'retrato total', se estructura en tres partes: el hombre, el escritor y el ciudadano. Una división formal, pues él mismo 'solía decir que, adonde iba el escritor, iba el ciudadano', explicó Gómez Aguilera. De momento, las cifras desautorizan el miedo que, según el propio Saramago, atenaza a los escritores: que su obra caiga en el olvido tras su muerte. En su caso, las ventas se han quintuplicado.