Público
Público

Un espontáneo boicotea la actuación de Daniel Diges en Eurovisión

Fue reducido por los servicios de seguridad del festival tras subir al escenario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un intruso se ha colado, con camiseta negra y barretina, en la actuación de Daniel Diges, representante de España en Eurovisión que interpretó pese a todo con profesionalidad su Algo pequeñito en el Telenor Arena de Oslo en la final del certamen.

Vestido de gris satinado y acompañado de su corista, su muñeca de trapo, su bailarina, su soldadito de plomo y su arlequín, Daniel Diges ha actuado en segundo lugar flanqueado por dos favoritos: Azerbaiyán y Noruega.

El espontáneo no es otro que Jimmy Jump, conocido por irrumpir en espectáculos y actos deportivos. Tras saltar al escenario, ha permanecido varios segundos bailando junto a Diges hasta que ha sido retirado del escenario por el personal de seguridad. Posteriormente, fue detenido por la policía noruega.

Los fans del cantante español ha criticado la invasión y la entrada del espontáneo en Wikipedia ha sido boicoteada. Ahora, es calificado como un 'supergilipollas con carrera'.

Algo pequeñito, pese a los inconvenientes del directo, ha crecido sobre el escenario gracias a la iluminación estrellada, a la coreografía circense y al buen directo de Diges, especialista en el género musical y Premio Nacional de Teatro, que ha dado vida a su relato sobre los sutiles matices que hacen que el amor pueda funcionar. Compuesta por Jesús Cañadilla, esta canción había subido al escenario al número máximo de personas que permite la organización de Eurovisión: al corista David Velardo y al cuerpo de baile políglota formado por el ucraniano Yurii Olmechenko, la española Lidia Gómez, la francesa Gwenaelle Poline y el argentino Alejandro Arce.

Sin embargo, Algo pequeñito se ha visto flanqueada por dos pesos pesados de esta 55 edición del festival europeo de la canción: la azerbaiyaní Safura con su Drip Drop, una de las favoritas de las casas de apuestas, y My Heart is Yours, con la portentosa voz del noruego Didrik Solli-Tangen.

Aun así, Daniel Diges ha recibido en los días anteriores a esta final el calor del público y de la prensa (que la ha colocado séptima en su clasificación), así como el premio desde la delegación de Grecia a la mejor canción del año, que ha sido, además, tarareada, sobre todo en su ououó, constantemente por los eurofans.

Con Algo pequeñito, el cantante y actor nacido en Alcalá de Henares en 1981 intentará dignificar la presencia española en Eurovisión, que en los últimos seis años sólo ha conseguido subir del vigésimo puesto con la apuesta paródica de Rodolfo Chikilicuatre (que quedó en el puesto 16) y que no gana desde 1969, cuando Salomé y su Vivo cantando compartió el triunfo con tres países más.

DISPLAY CONNECTORS, SL.