Público
Público

Eurovisión 2016: ¡Que gane el segundón!

Un drástico cambio en el sistema del conteo de votos, que contabiliza de forma separada las puntuaciones que dan jurados y espectadores, da como vencedora a Ucrania, segunda en ambas listas.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6
Comentarios:

Eurovision

ESTOCOLMO.- Y al final, una vez más, saltó la sorpresa en el festival de Eurovisión. El esperado y buscado triunfo de los rusos no se ha producido un año más, incluso pese a que en esta ocasión partían como favoritos en las casas de apuestas. En una final de infarto, como hacía tiempo que no se vivía, han resultado vencedores de este 61º de Eurovisión sus vecinos ucranianos, justo en el año de su regreso al evento musical europeo, después de su ausencia en 2015 debido precisamente al conflicto armado que mantienen ambos países.

Con un tema irregular, que ha recibido numerosas críticas debido a su contenido político, y con una interpretación asimétrica y monocorde, y con la más dramática puesta en escena de la noche, que sólo contó con un llamativo juego de luces en las pantallas y el suelo del escenario del Globen, la cantante Jamala y su canción 1944 se ha alzado con el triunfo.
La artista ucraniana interpretó su canción en el puesto 21, justo tres posiciones después de Rusia y sólo dos después de España. Una canción que como ella misma ha declarado “trata sobre la guerra de Crimea, un hecho que ocurrió en 1944, que mi abuela lo vivió y me contó y que nunca debe de ser olvidado”. Vestida de azul, en el centro del escenario y acompañada de coros femeninos a los que apenas se distinguía al fondo, Jamala interpretó su canción con una de las voces más disonantes de la noche.

Ucrania se había presentado en Estocolmo situada siempre entre las favoritas en las casas de apuestas, pero nunca en los puestos de cabeza, para pasar después a una segunda posición en el ranking, tras la última ronda de ensayos y empezó la noche tercera por detrás de Rusia y Australia; incluso a medida que iban actuando los distintos países llegó a caer a la cuarta posición... pero ha terminado ganando el festival. Una victoria conseguida a pesar de no haber ganado ni entre el voto del jurado ni entre el 'televoto' de los espectadores europeos, quedando segunda en ambas clasificaciones.

Este nuevo sistema de puntuación puesto en marcha por la organización, con el que claramente pretenden dar, y así lo han conseguido, más emoción y dinamismo al tedioso conteo de votos que se desarrolla en la recta final del evento, articula las puntuaciones en dos bloques. Primero se repartieron todos los votos del jurado profesional y después el de los telespectadores con el famoso televoto. Así, en un primer lugar se dibuja una tabla con una clasificación que puede variar radicalmente, como así lo hizo anoche, tras la introducción de la segunda tanda de votos.

La ganadora del voto de los jurados había sido en todo momento la actuación de la australiana de origen coreano Dami Im, que con su canción Sound of silence llegó a sacar más de cien puntos a Ucrania, que se situaba la segunda, y doblar en puntos a Francia, que quedó tercera cuando sólo se contabilizaba el voto del jurado profesional. Sin embargo, todo cambió después al introducir el televoto que encabezó Rusia, seguida nuevamente de Ucrania y sorprendentemente de Polonia.

Sorprendemente, Australia, la favorita de los jurados, era sólo la cuarta más valorada por el televoto, que prefirió la actuación de Rusia, que el jurado valoró sin embargo en quinta posición. Este desequilibrio entre votos de un lado y de otro generó que Ucrania, segunda en ambas tandas, finalmente se alzara con la victoria. Además supuso la aparición de posiciones esperpénticas, como fue el caso de Polonia, que había sido penúltima en la votación de los jurados profesionales y conseguía ser tercera en el televoto. O como Malta, Bélgica o Israel, que estaban en el 'top 10' de los jurados y no obtuvieron esa consideración por parte del televoto.

Así, dejando solos a Ucrania y a Rusia para disputarse el triunfo, los presentadores Petra Mede y Mans Zemerlow anunciaron que con 323 puntos Ucrania era la segunda clasificada en el televoto con lo que lograba superar a Dami Im, la representante australiana y colocarse primera. Posición a la postre ya definitiva, porque con el anuncio de los 361 puntos que conseguía Sergey Lazarev, Rusia no lograba arrebatar el triunfo a Jamala y además quedaba 20 puntos por detrás de la cantante australiana, en una tercera posición.
Del resto de resultados cabe destacar el cuarto puesto logrado sorprendentemente por Bulgaria, por delante de Suecia y de otro de los grandes favoritos, el francés Amir, y el octavo de Polonia, justo detrás de Armenia. España, una vez más, quedó en el puesto 22, pese a la impecable actuación de Barei, con su rítmico 'Say yay'.