Público
Público

Facebook censura una fotografía de Robert Mappelthorpe por explícita

La imagen del trasero bailarín clásico Peter Reed ilustra la portada de 'Night Work' (Universal, 2010), el nuevo álbum de la banda neoyorquina Scissor Sisters

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imagen de un trasero como portada de Night Work, el nuevo álbum de la banda neoyorquina Scissor Sisters, ha provocado un enfrentamiento entre Facebook y su discográfica, que acusa a la red social de 'censurar' la foto. Según Universal, para promover el disco adquirió campañas publicitarias en Facebook que finalmente no fueron publicadas, al entender la red social que la imagen es 'inapropiada y excesivamente explícita'.

La portada en cuestión se trata de una imagen de Robert Mappelthorpe, uno de los fotógrafos más reconocidos de todos los tiempos, y autor de retratos de artistas como Susan Sarandon, Blondie, Andy Warhol, Patti Smith, Arnold Schwarzenegger, William Burroughs o Susan Sontag, entre otros. En este caso, la fotografía elegida por Scissor Sisters retrata la baja espalda del bailarín clásico Peter Reed, muerto en 1986. El repertorio de Mapplethorpe está gestionado por una fundación que ha financiado la apertura de la sección de fotografía del Guggenheim Museum de Nueva York, y financia la investigación científica a través del Robert Mapplethorpe Laboratory para la investigación del SIDA en la Universidad de Harvard.

Para Jake Shears, líder de la banda, la imagen 'representa un periodo del que hemos extraído nuestra inspiración para este álbum: la luz y la oscuridad, el hedonismo, la libertad y la tragedia de los años 80. La foto es sexy, tiene humor, es juguetona y da la idea de alguien que acaba de terminar de bailar durante un largo tiempo, y este es exactamente el tema del álbum'.

Asimismo, la banda he declarado en las entrevistas más recientes que había elegido la fotografía porque ilustraba 'perfectamente' el espíritu del disco. Asimismo, agradecía públicamente a la Fundación Mapplethorpe su concesión, ya que de forma excepcional había autorizado el uso de la citada imagen.

La decisión de suprimir la portada responde a la posibilidad que se reserva Facebook de rechazar o eliminar anuncios 'incoherentes' con su filosofía publicitaria, según explicó un portavoz de la compañía. En este sentido, recordó que todos los anuncios o campañas deben de cumplir la política de privacidad y la Declaración de Derechos y Responsabilidades de la compañía, así como una serie de normas 'adicionales'. 'En Facebook queremos ofrecer al usuario la mejor experiencia de uso, dentro de un entorno seguro. Por tanto, aquellos contenidos que no cumplen con la política de Facebook por ser inapropiados, ofensivos y, también aquellos contenidos que son denunciados por los propios usuarios, son investigados y eliminados si se considera necesario'.