Publicado: 30.11.2016 13:14 |Actualizado: 30.11.2016 17:19

La UNESCO declara las Fallas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El expediente de la candidatura de las Fallas ha recibido en esta reunión el visto bueno. En 2011 el Ayuntamiento de Valencia acordó iniciar los trámites para que las fiestas obtuvieran esta declaración.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Las fallas han sido declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad / EUROPA PRESS

Las fallas han sido declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad / EUROPA PRESS

VALENCIA. - La undécima Asamblea de la UNESCO ha decidido este miércoles declarar las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, en la reunión celebrada en la sede de la ONU en Addis Abeba, la capital de Etiopía. La decisión se ha adoptado a las 12.50 horas por el 11º Comité Intergubernamental de la Unesco, sin recibir ninguna objeción en contra.

De esta forma, el expediente de la fiesta de las Fallas de Valencia (bajo la denominación 11.COM 10.b.30) ha quedado inscrito en este organismo oficial al igual que ya estaban considerados bienes culturales universales otros seis elementos del patrimonio valenciano: la Lonja de Valencia, el Tribunal de las Aguas, el Palmeral y Misteri d'Elx, el arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica y las fiestas de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí.



Según consta en la web de la Unesco, "celebrada para saludar la llegada de la primavera por comunidades de la ciudad y región de Valencia y por la diáspora valenciana emigrada al extranjero, esta fiesta tradicional se caracteriza por la construcción e instalación de enormes grupos escultóricos ('fallas') compuestos por efigies caricaturescas ('ninots'), que los artistas y artesanos locales crean inspirándose en sucesos de la actualidad política y social".

Asimismo, explica que, para "simbolizar la purificación y renovación primaverales de la actividad social de las comunidades, las fallas se erigen en las plazas de la ciudad entre el 14 y el 19 de marzo y se les prende fuego este último día, que marca el fin de los festejos".

"Mientras dura la fiesta desfilan por las calles bandas de música, el público come al aire libre y se tiran numerosos castillos de fuegos artificiales. Se elige a una reina de la fiesta, la 'Fallera Mayor', que asume la tarea de promover la festividad durante un año, alentando a la población local y a los visitantes a contribuir a la preparación de los festejos y participar en ellos", describe.

De igual modo, se indica que las prácticas y los conocimientos vinculados a este elemento del patrimonio cultural "se transmiten en las familias, y en particular dentro de las dinastías de artistas y artesanos fabricantes de 'ninots' que se agrupan en gremios constituidos en el seno de las comunidades ciudadanas participantes".

"Las Fallas de Valencia propician la creatividad colectiva y la salvaguardia de las artes y artesanías tradicionales. También constituyen un motivo de orgullo para las comunidades y contribuyen a forjar su identidad cultural y su cohesión social. En el pasado, esta fiesta permitió también que se preservara la lengua valenciana cuando se prohibió su uso", añade.

Periplo desde 2011

El expediente de la candidatura de las Fallas que ha recibido en esta reunión el visto bueno de la Unesco, inició su periplo en 2011 cuando el Ayuntamiento de Valencia acordó iniciar los trámites para que las fiestas josefinas obtuvieran esa declaración.

La candidatura se elaboró conjuntamente entre la corporación local y la Generalitat Valenciana y, posteriormente, el Gobierno de España, a través del Ministerio de Cultura, decidió proponer a las Fallas como candidata española a esta distinción.

A lo largo de estos años, las instituciones, el colectivo fallero y ciudadanos en general han trabajado codo con codo para alcanzar esta meta común llevando a cabo diversas campañas de promoción dentro y fuera de la Comunitat Valenciana, poniendo el acento, además, en la difusión en países extranjeros.

El concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Pere Fuset, junto con el secretario general de la JCF, José Martínez Tormo, y Antonio Bravo y Consuelo Matamoros como representantes de la Generalitat, han conformado la delegación valenciana que ha defendido en Etiopía la candidatura de la fiesta grande de Valencia.

Fuset, en su cuenta de Twitter, ha colgado el siguiente mensaje tras conocerse la decisión: "Aún con lágrimas en los ojos, desde Etiopía, la enhorabuena valencianos y valencianas. Falleras y falleros! #SomosPatrimonio #fallasUNESCO".

Para celebrar la designación, la Junta Central Fallera ha convocado para las 19.00 horas de este miércoles en las Torres de Senado una 'plantà' de una falla 'al tombe', una antigua costumbre que consiste en elevar el remate empujándolo y estirándolo con cuerdas. El organismo ha citado al colectivo fallero para participar ataviado con blusón y pañuelo.

Méndez de Vigo recuerda a Rita Barberá

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha celebrado la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. "Seguro que todos y, sin duda alguna, alguien que está allí arriba se alegrará por este reconocimiento", ha dicho en clara alusión a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, fallecida hace una semana.

Tras desvelar que el escritor Eduardo Mendoza ha sido galardonado con el Premio Cervantes 2016, el titular de Cultura ha asegurado que se trata de una fiesta "muy popular y querida por todos.